Bebidas energéticas: Ventajas y riesgos

Bebidas energéticas: Ventajas y riesgos
¿No te ha gustado?

Se anuncian como la mejor arma para reavivar y dar energía. El consumo aumenta de manera exponencial, especialmente entre la gente joven y sobre todo en tiempo de exámenes pero … ¿crees que es seguro su consumo?. ¿Puede tener algún efecto secundario?

Se la denomina bebida energética a una categoría de bebidas estimulantes sin alcohol que ofrecen al consumidor supuestas virtudes regeneradoras del cansancio y el agotamiento, además de aumentar la habilidad mental y desintoxicar el cuerpo. Están compuestas principalmente por cafeína, varias vitaminas, azúcares y otras sustancias naturales orgánicas, que alivian de momento la sensación de agotamiento, pero no eliminan realmente la fatiga muscular ni una sensación de decaimiento una vez finalizado su efecto.

Por otro lado, no están exentas de riesgos: Según el Sr. Miguel Ángel Rubio (Secretario de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición) “No se tiene que olvidar que una lata de 250 ml. aporta el doble que un café normal y hasta 2,5 veces la cantidad similar a un refresco de cola. Por ello, cuando nos tomamos 2 ó 3 latas, pueden aparecer síntomas de irritabilidad, falta de concentración, cambios de humor, agresividad, ansiedad, crisis de pánico e incluso, en casos susceptibles, episodios de psicosis“.

Si tienes una enfermedad nerviosa, cardíaca o de otro tipo, tendrías que vigilar con este tipo de bebidas y evidentemente no superar la cantidad recomendada.

Paralelamente existe el riesgo de la dependencia: aunque estas bebidas no sean adictivas como las alcohólicas, la sensación temporal de bienestar puede producir una dependencia física y social.

Puedes ampliar la información en este artículo publicado en La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *