Entre fogones con tres estrellas Michelín en Tarragona

Como sabes, el pasado 11 de Noviembre (11/11/11 tal como se publicitaba en el cartel confeccionado), se celebró una cena muy especial que consiguió su objetivo: reunir a un grupo de 240 personas (mayoritariamente políticos ¡por qué no decirlo! que colaboraron con la causa del evento.

Para la ocasión, nos presentamos para hacer unas fotos  y coincidimos con cuatro amigas que además son seguidoras de AMIGASTRONOMICAS.

Amelia y Carmen

Conocimos a una profesora de gastronomía brasileña que está haciendo el doctorado en Tarragona, Cynthia muy agradable que nos explicó su proyecto gastronómico recorriendo toda España.

Cynthia

La decoración y ambientación de las mesas triunfaron con una baraja de naipes que causó ovación y suspiros con mescolanza entre felicidad y tristeza al mismo tiempo.

En el comedor, ayudaron un grupo de alumnos de la Escola de Hostelería de Cambrils que debido a una baja importante, los nervios afloraron para intentar arreglarlo y así lo hicieron. Amigos de la escuela, como David Infantes, que como un buen Jefe de Sala estuvo aleccionando a sus pupilos y Gabriel Bartra (cocina).

Dentro de la cocina, un equipo de cocineros entre los que destacaban los tres tenores gastronómicos con estrella Michelin Joan Bosch (Can Bosch), Diego Campos (Rincon de Diego) y Francesc López (Torreó de l’Indià), los organizadores del evento: Marco Borromeo (Palau del Baró) y Ángel Jiménez (Jefe de Cocina del Complejo Educativo de Tarragona, antigua Universidad Laboral) y colaboradores como Pascual Peñuelas (Jefe de Cocina del Grupo Reside); Ramón Pueyo (Formador de cocina y especialista en catering), Gabriel Olivier (Maestro heladero); Marco Martins (Pastelero en Pastissos de Crema).

Las chicas que ayudaron no solo en cocina, sino también las que estuvieron limpiando todo el menaje, cubertería y cristalería agradecerles también su atención en todo momento y a las que prometí que colgaría su foto en el blog (no todas quisieron) y una promesa es una promesa.

Equipo de

Tengo que decir que nos resultó una experiencia inolvidable. Nos remangamos y ayudamos como pudimos sin entorpecer a nadie.

Nos sorprendimos de cómo se hizo una piña en la cocina, nadie era más que nadie y mientras uno iba marcando el tiempo, todos a una se hizo una cadena y se cumplieron todos los plazos.

Llegaba el personal de sala confirmando a los allí presentes que recibían felicitaciones para los cocineros porque estaba todo buenísimo. A nosotras, no nos faltó la cena. Comíamos cuando podíamos y nos fuimos tras la entrega del talón a las dos entidades benéficas.

Entre fogones con tres estrellas Michelín en Tarragona
¿No te ha gustado?

7 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.