Restaurante Mas Roselló (Tarragona)

El Restaurante Mas Roselló está situado en una finca colonial entre las playas «El Milagro» y la Rabassada» con una amplia terraza que cuando llega el buen tiempo es el lugar ideal para comer y mucho mejor para cenar y así disfrutar de su Chill-Out.

La carta de Mas Roselló

El restaurante dispone una carta fija que no ha hecho a penas rotación de platos desde hace al menos cuatro o cinco años, lo que en algunas ocasiones, resulta «pesado» volver a ver los mismos una y otra vez. El precio de la carta es de 26 euros con algunos platos con suplemento.

Se trataba de una cena de «trabajo, no para hablar de él, aunque se hizo alguna pequeña referencia, sino de una invitación del director de nuestro departamento para felicitarnos por nuestra labor.

En nuestro caso, cada uno escogió lo que más le apeteció, coincidiendo alguno de los escogidos.

Aperitivo de la casa: Crema de Calçots, caliente, muy rica

crema-de-calc3a7ots

Primer plato: Couland de brie con confitura de pétalos de rosas acompañada por unas láminas de almendras tostadas y un bouquet de mezclum y caramelo de vinagre. Impresionante, delicioso y recomendado. No tiene secreto alguno. Un taco de brie pasado por huevo y pan rallado y sartén. Puedes acompañarla con una mermelada de tomate si no encuentras la confitura, pero conseguirás darte el gustazo. Para mi el mejor plato de la noche.

couland-de-brie

Segundo plato: Atún a la brasa con sésamo y soja, acompañado de una suave salsa de manzana con cebollino picado. Lo pedí muy poco hecho y así me lo trajeron. El sésamo cubría la corona del atún y le daba un toque que me resultó delicioso, lástima que para mi gusto, la salsa de soja estaba demasiado salada.

atun-a-la-brasa-con-sesamo-soja-copyright-amigastronomicas

El postre: Brownie de chocolate con helado de vainilla. El plato más flojo. No se trataba de un brownie sino de un bizcocho que se cuarteaba, con avellanas, seco que lograbas pasarlo junto al helado. No te dejes sucumbir por el nombre, elige mejor otro postre, como un Helado de Armagnac con pasas (que aunque no está en carta, es un clásico que no debes perderte).

brownie-de-chocolate-copyright-amigastronomicas

Los vinos que acompañaron a la velada: Llàgrimes de Tardor (Terra Alta – blanco) y Sierra de Cantabria (Rioja – tinto). En el aperitivo, pedí un Verdejo y me sirvieron un Afortunado que ya conocía. El servicio de copas correcto.

Precio: 26 € (IVA y bodega no incluido)

Recomendado: Sí, aunque sigo pensando que deberían hacer un cambio de carta con más asiduidad. El risotto sigue estando en carta, han eliminado el famoso Magret de Pato y han añadido algún postre. El precio de los vinos no es abusivo, cuidan la carta. El servicio impecable. Es el restaurante fetiche de la empresa donde trabajo, llevamos con ellos al menos 15 años.

Te recomiendo que pruebes sus Calçotadas y vayas a cenar cuando se acerque el buen tiempo, su Mojito de Fresa.

Restaurante Mas Roselló (Paseo Rafael Casanovas, 23 – Tfno.: 977 241828)

¿No te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.