Tarragona dTapes 2012: Ganadores

Tarragona dTapes 2012: Ganadores
¿No te ha gustado?

Parece ser que este año Tarragona dTapas ha estado envuelto de polémica días antes de finalizar. Según el Diari de Tarragona (prensa local) la web de la Cámara de Comercio había sido hackeada por un piratilla informático que había desvirtualizado las votaciones de los dos establecimientos que iban a la cabeza: Palau del Baró y L’Onada Restaurant.

El enfado de los participantes colapsaba la página web, pero ¿realmente ha sido hackeada o ha habido otra “mano negra” detrás?. Sea como fuere, el resultado ante tal estropicio, tuvo consecuencias: se hablaba que L’Onada se había retirado y Palau del Baró no hacía ningún comentario al respecto. Finalmente, la Cámara de Comercio optó por convocar a todos los participantes a emitir su voto de manera presencial, agasajándoles con premios por las “molestias ocasionadas”.

Y el jueves tuvimos la respuesta del veredicto final: Tenedor de Oro para la mejor tapa para L’Onada Restaurant por su Trifásico de Atún que me pareció fantástico. El pan donde descansaba el atún tenía tomate y el gusto final era dulce. Decir del atún que estaba perfecto, vuelta y vuelta y en el centro poco hecho, me encantó.

Tenedor de Plata para xdF Restaurant (poseedor del Tenedor de Oro de 2010 con su Hatillo de Pato) que las cinco veces que fui no pude por las colas que había. Aunque siempre que las hemos probado nos ha gustado.

Tenedor de Plata para Barhaus Restaurant con sus Canelones de Pollo (siendo la primera vez que concursa) que estaban muy ricos aunque la bebida no me gustó nada, pero lo que se valora es la tapa, con lo cual … y entre sus fogones tuvo la ayuda del Chef Pirata del que queda constancia de su paso

  

Personalmente, creo que ha sido el peor año de las tres ediciones convocadas, por las siguientes razones:

  • La tapa se toma de pie, en la barra o en algún sitio despejadito. No podemos estar comiendo la tapa como si estuviéramos tomando el vermut de los domingos. Comer, charlar diez minutos y marchar (de ahí las grandes colas)
  • Tapas pequeñas en algunos establecimientos, quizás la elaboración premiaba el resultado, pero no en todos los casos
  • Bebidas ridículas (un vaso pequeño con un hielo y refrescos en algunos casos de botellas de plástico de 2 l., vino y cerveza). En la TapAlta te dan una bebida en condiciones (en el caso de refresco lata entera, botellín de cerveza y una copa de vino en condiciones) y cuesta lo mismo
  • Aglomeraciones en puertas de los establecimientos de escándalo. Para mi gusto, el único que lo planteó y ejecutó a la perfección fue el Restaurante Barhaus que al más puro estilo de un gran evento, cerró el local y se dedicó exclusivamente a la tapa.  El sistema era limitar la entrada con unos postes y bandas para que hubiera una entrada y una salida. Solo accedía las personas que podían tener mesa libre. No había momento para grandes charlas, cosa que alabo. La sistemática era clara: Probar la tapa y marchar. Un 10 de puntuación que se ha visto reflejada en el premio; otro que lo tenía bien planteado era El Llagut utilizando la terraza, lo no tan bueno el tema de la iluminación y que hubiera gente sentada durante más de 45 minutos
  • Aglomeración por supuesto dentro del local, en el caso de L’Onada, las personas que accedían parecían estar en un supermercado sin ticket. No se sabía quién era el que tomaba nota, servía y cobraba. La avalancha era tal, que allí todos hacían de todo. Hubo gente que se marchaba sin pagar y camareros lamentándose de la situación. ¡Penoso y lamentable!

Las tapas probadas fueron (de las que dispongo fotos en condiciones):

Sentits (Tapa nº 37) – Sardina con cebolla al vino y uva: Demasiado avinagrada. No nos gustó nada, aunque la presentación estuvo muy bien. El vino que la acompañaba una apuesta segura: Ipsis Blanc Flor de Vins Padró

La Cova (Tapa nº 34): Mini coca de cebolla caramelizada, panceta y queso de cabra. Estaba rica y recién hecha (no recalentada, lo que es de agradecer). El local disponía de un joven mago que hizo las delicias de los asistentes. En este caso, cuando solicité que me pusieran un poco más de refresco, me lo sirvieron sin inconveniente.

Palau del Baró (Tapa nº 28) – Explosión de Foie: Un bombón de cacao al 70% relleno de mousse de foie, aceite de trufa, almendra picada con un baño de oro y sobre una base de carquiñoli. Le acompañaba un vino de aguja que nos encantó Frizzante de Marina &  Oriol. A nosotros nos encantó la tapa. Al ser tan elaborada, la mezcla del chocolate con foie o te gusta o no, no hay término medio.

OPINIONES PERSONALES

  • Me centraría sólo en Tarragona (incluidos barrios)
  • Creo que el concurso de las tapas se tendría que limitar a los bares y bajar el precio, que los hay como para montar una ruta y hacerla todo el año. En el Norte (muchísimo más acostumbrados y con cultura de ello) se puede comer de tapeo, pero como he comentado en Facebook, Tarragona es diferente, cuesta mucho hacer cosas innovadoras, lo que en otras ciudades triunfa aquí .. somos más raros que un perro verde. Los restaurantes ya tienen su público que, en muchas ocasiones, se ven afectados por la avalancha que genera la ruta. Y si eres restaurante y participas, tén en cuenta al cliente fiel que está comiendo y habilita una zona reservada para la tapa.
  • Las votaciones tienen que ser PRESENCIALES, dejémonos de gastar dinero en una página web y sistema que no funciona ni ha funcionado, éste año quizás ha sido más llamativo, pero siempre ha habido gente que tenía más de un perfil. 
  • Hay que bajar los precios para los locales participantes y/o los patrocinadores con la que está cayendo

Desde aquí, no sólo mis felicitaciones a los premiados por lo conseguido, sino también a todos los participantes.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.