Spätlese Feinherb 2010: Ideal para comida japonesa

Spätlese Feinherb 2010: Ideal para comida japonesa
¿No te ha gustado?

El pasado mes de Julio estuvimos en Ontinyent. Sí, ademas de ver a la familia, hicimos coincidir las fechas con la 2ª Quincena Gastronómica Japonesa, disfrutando mucho Disfrutamos como enanos. El comentario sobre lo que comimos es otra de las crónicas pendientes. Personalmente, lo pasé pipa con Santi  (Chef) en la cocina, incluso puedo decirte que me remangué la camisa y estuve ayudando a montar platos. Fue una grata experiencia.

Durante la cena japonesa, Ximo (Sumiller y Jefe de Sala) nos recomendó un vino Riesling (el nombre de una variedad de uva blanca originaria de Alemania). Conocía su versatilidad para maridar con cocina japonesa, también un verdejo joven estaría bien, pero para ésta quincena, Ximo nos sacó un vino espectacular.

Y como no, los vinos Riesling que hay en La Cuina y en Sents, se los compran a Oscar Gallifa (distribuidor en España) y gran amigo no virtual, que tuve el placer de conocer gracias a las estupendas Calçotadas que organiza la familia Bairaguet Castillo de la bodega Clos Dominic en Porrera.

Nos quedamos encantados con el Weinhaus Barzen 2010 Riesling Spätlese (vendimia tardia) Feinherb (seco afrutado o semidulce) que Ximo nos ofreció. Excelente podría decir y sé que me quedo corta.

Este es un vino con multitud de matices. Coinciden Ximo y Oscar al comentarme que, “para los que están acostumbrados a los vinos elaborados en ese país, resulta muy claro el concepto de añada en él (la 2010 fue una maravilla, muy clásica: mineral, bajo alcohol y mucha acidez)”.

weinhaus-barzen-2010-riesling-spatlese-feinherb-copyright-amigastronomicas

En la fase olfativa, abundan las notas de cítricos frescos, la lima y un sugestivo y delicado aroma a menta toman las riendas. Con el tiempo florecen flores blancas y ese mineral tan abundante en su zona, la pizarra, francamente reconocible por su toque “azufrado”.

En la fase gustativa de éste vino afrutado lo que verdaderamente cierra el círculo es el gozo de su estructura, que, al masticarlo se entiende por qué los vinos blancos alemanes están en la cima. Con infinidad de matices por mostrar y siempre con una fresca acidez que agiliza tan placentero trámite te anima al siguiente trago.

Muy largo en boca, con aumento de sensaciones minerales y un recuerdo de la piel de los cítricos antes comentados, una delicia apta desde ahora mismo hasta dentro de 8-9 años cómo mínimo: ¡larga vida al riesling! (dirían dos emocionados Ximo y Oscar).

He llamado a Oscar para saber si tendría en existencia. Lamentablemente, es uno de los Riesling que más se ha vendido y no le queda nada. Actualmente están con la añada 2011.

Nota de Cata de Spätlese Feinherb 2010

Sobre la Bodega Weinhaus Alexander Barzen

En el centro del curso del río Mosel (afluente del gigantesco Rin) se halla la mejor zona de viticultura alemana. Como en la mayoría de localizaciones vinícolas, el río hace de eje principal para albergar una multitud de valles y abruptas laderas minadas de viñedos, algunos de ellos de precario firme debido a su tajante inclinación sobre el mismo río.

Dos son los pilares donde el vino alemán se apoya: su característico terroir y su variedad de uva blanca, la riesling.

Foto de Berling Blog

Weinhaus Barzen presume de llevar 500 años elaborando vino. Situada en la localidad de Reil, dispone de varios viñedos en propiedad de donde extrae todos los vinos de su catálogo.

Alexander Barzen (enólogo y dueño de la bodega) intenta sacar el máximo provecho a todas sus cepas, desde las de origen familiar de mediana edad hasta las de su parcela fetiche, Alte Reben (Cepas Viejas), donde consigue un vino glorioso, capaz de transportarnos sensorialmente a las inmediaciones del cauce del río que lo vio nacer.

Agradecimiento especial para: Oscar Gallifa por la información ampliada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.