Bizcocho de Zanahoria (Carrot Cake)

Te haré una confesión: desde que estoy a dieta y que intento seguir a pies juntillas, me he aficionado a sacar mi vena repostera a la luz y no hago más que pensar qué tarta va a ser la próxima.

Como diría, al más puro estilo de la fantástica película protagonizada por Bruce Willis y Haley Joel Osment en El sexto sentido, puedo decirte que “en ocasiones veo bizcochos”.

Todo empezó hace un par de días. Mi hija quería hacer uno de yoghourt (ya sabes con la medida del vaso del lácteo y los ingredientes, obtienes en un plis un delicioso y práctico bizcocho que puedes tunear como prefieras. Mi madre le pone manzanas, azúcar …. yo a veces, pongo fruta de temporada, nueces …, como te apetezca).

Lo cierto es que el bizcocho que no tiene mayor secreto, nos salió muy bueno y Marina se lo llevó en su tartera con unas onzas de chocolate para merendar en el colegio. Ayer me dijo que había compartido y que triunfó y que hoy repetiría. Yo también hice lo propio en la oficina y agradecieron el tentempié.

Pensando cuál sería la próxima se me ocurrió hacer un bizcocho de zanahoria (probé uno delicioso con un glaseado de limón que estaba estupendo en La Cocotte) y ese fue el objetivo de ayer.

Tenía claro qué receta quería seguir y ahí entró en escena Ivana de My little things a la que sigo desde hace un par de años y estoy suscrita a su blog.  Me encantan sus recetas pero lo que más me gusta es su fotografía.

UTENSILIOS

  • 1 par de cuencos medianos
  • 1 cuchara sopera
  • 1 cucharilla tipo Moka (de café)
  • Yo utilicé la Thermomix para hacer la mezcla, pero se puede hacer sin ella sin problema
  • 1 molde tipo plum cake

INGREDIENTES

  • 130 g. mantequilla
  • 200 g. azúcar moreno
  • 1 cucharilla pequeña de canela
  • un poquito de nuez moscada rallada/polvo
  • 5 cucharadas soperas de leche aproximadamente
  • 2 huevos batidos
  • 170 g. de zanahorias ralladas
  • 50 g. de nueces
  • 200 g. de harina integral
  • 3 cucharillas pequeñas de levadura en polvo
  • una pizca de sal

PREPARACIÓN

Precalienta el horno a 180º C.

Coloca en un cuenco mediano la mantequilla y fúndela en el microondas con la función descongelar (si tienes) si no, calcula a temperatura suave 1 minuto. Ivana comenta que es importante que la mantequilla sea de calidad (yo utilicé la de fácil untar de la Asturiana que es la que tenía en casa).

En el mismo cuenco añade la canela, la nuez moscada, la zanahoria rallada, el azúcar, los dos huevos batidos y remueve. Yo lo hice por partes: primero mezclé bien con la canela y un toque de nuez moscada en polvo y, luego lo pasé a la Thermomix para acabar de hacer toda la mezcla. Velocidad 4 y durante 40 segundos. Pero si no la tienes, no pasa nada. En el cuenco mezcla todos los ingredientes.

En un bol mediano, tamiza la harina (yo no lo hice) y mezcla con la levadura en polvo y añade a la mezcla anterior. Agrega también las nueces machacadas.

Con la harina la masa coge una textura bastante consistente, así que añadí leche hasta que quedo una masa más ligera. Si te olvidas de ponerla, te quedará el bizcocho más seco.

Prepara el molde con mantequilla o un poco de aceite, espolvorea un poco de harina para que no se pegue y vierte la masa semi líquida.

Como el horno ya lo tienes precalentado, cambia la opción para que el calor solo se aplique en la parte de abajo, aunque yo los últimos 10 minutos lo dejé por arriba y por abajo.

El bizcocho sube rápido y se hace la costra de encima, pero por dentro queda líquido, así que no te fies del aspecto superficial, pincha y asegúrate que el pincho sale limpio. Aproximadamente puede tardar una hora, pero en mi horno se hizo 45 minutos.

GLASEADO DE LIMÓN: Necesitas azúcar glass y el zumo de un limón colado.

Empieza con poco zumo y ves añadiendo el azúcar. Remueve hasta que te quede denso. Vierte por encima del pastel y deja secar.

16 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *