Carquiñolis Ferrer en La Espluga de Francolí

Carquiñolis Ferrer en La Espluga de Francolí
¿No te ha gustado?

Hace una semana nos fuimos hasta la Espluga de Francolí (Conca de Barberà) a conocer a Ingrid y David, el matrimonio que regenta Carquiñolis Ferrer. Nos enseñarían cómo se elaboran los carquiñolis y los turrones, dos de los estandartes de la pastelería que junto al resto de productos, hacen las delicias de cientos de familias de la comarca y de la provincia.

Mientras iban llegando, los niños que acababan de despertarse de una siesta en el coche, se desperezaban unos mejores que otros y, con esa media sonrisa entre vergüenza y picardía se dejaban convencer para que les llevara al otro extremo del local, dónde la familia ha colocado acertadamente, una zona de juegos didácticos para los más pequeños.

Zemanta Related Posts Thumbnail

Carquiñolis Ferrer, un referente de la provincia

Carquiñolis Ferrer estuvo ubicada durante muchísimos años en la esquina de la calle principal, justo delante del Casal de L’Espluga de Francolí y al lado del Bar Els Caçadors. Ahora disfruta de un amplio local muy cerca del anterior. Tiene una gran sala de cafetería con una televisión que hace el disfrute de los domingos de la tarde con videos musicales y posiblemente con algún buen partido de fútbol.

David, maestro pastelero y formado en la Escuela de Hostelería y Turismo de Cambrils, elabora en solitario todas las exquisitices que se venden en la cafetería, a excepción de los hojaldres salados. Podrás encontrar croissants, ensaimadas, trenzas, brioches, tartas, brazos de gitano …. y si te quedas a probarlas, puedes acompañarlo de un delicioso chocolate a la taza o un café con leche siempre acompañado de un carquiñoli.

Es la segunda vez que David abre su obrador al público, ya le he dicho que se ponga las pilas y que hable con los hoteles, hostales y casas rurales de la zona para ofrecer esas visitas como un añadido más a visitas de turistas en la Espluga de Francolí e incluso que hable con la Oficina de Turismo. En ese aspecto, le ofrecí un cable con ExploraTGN.cat pidiéndole a Bàrbara la publicación de la actividad en su página. Estoy segura de que sabrá hacerlo la mar de bien.

carquinolis-ferrer-espluga-francoli-copyright-amigastronomicas

¿QUÉ ES EL CARQUIÑOLI?

Es una pasta seca y muy crujiente que se hace con una masa de agua, harina, huevo, azúcar, vainilla, sal y almendras Marcona. Se fusionan todos los ingredientes con las manos y se forma una masa.

carquinolis-ferrer-espluga-francoli-1-copyright-amigastronomicas

Tras el reposo, se cogen porciones y se forman unos cilindros que, posteriormente se pincelarán con huevo y se meterán en el horno.

carquinolis-ferrer-espluga-francoli-4-copyright-amigastronomicas

Cuando están cocidos, se colocan en la cortadora y reposarán hasta que se enfríen y embolsen.

carquinolis-ferrer-espluga-francoli-6-copyright-amigastronomicascarquinolis-ferrer-espluga-francoli-7-copyright-amigastronomicas

Nos comentó en varias ocasiones que para diferenciar un carquiñoli artesano de uno industrial, sólo hay que observar si todos son iguales, porque los de Carquiñolis Ferrer se hacen uno a uno y todos son diferentes.

ORIGEN DE LOS CARQUIÑOLIS

Digan lo que digan, los primeros carquiñolis se empezaron a elaborar en La Espluga de Francolí, allá por 1888 en la Confitería Farré Camell (aún activa y conocida por disponer de la fábrica Rifacli).

Con los recortes de la masa que sobraba y debido a que la mayoría de la gente del pueblo disponía de tierras con almendros, se les ocurrió añadir almendras a la masa. La cocieron en horno de leña y gustaron tanto entre los habitantes y los visitantes que empezaron a comercializarse como una exquisitez de la comarca.

La receta original ha variado muchísimo y ahora los ingredientes de los carquiñolis son de primerísima calidad.

Luego nos enseñó cómo se hace el turrón de chocolate con nueces y avellanas de Reus, todo a mano. En la base de turrón se agregó mantequilla, chocolate, nueces y se fusionaron los ingredientes removiendo en todo momento. Con una paletilla se amontona en una caja de madera con papel de estraza y se cierra la caja.

carquinolis-ferrer-espluga-francoli-8-copyright-amigastronomicascarquinolis-ferrer-espluga-francoli-9-copyright-amigastronomicascarquinolis-ferrer-espluga-francoli-11-copyright-amigastronomicascarquinolis-ferrer-espluga-francoli-10-copyright-amigastronomicascarquinolis-ferrer-espluga-francoli-12-copyright-amigastronomicascarquinolis-ferrer-espluga-francoli-13-copyright-amigastronomicascarquinolis-ferrer-espluga-francoli-14-copyright-amigastronomicascarquinolis-ferrer-espluga-francoli-15-copyright-amigastronomicas

Una extensa degustación con moscatel (para los adultos) y agua para los niños nos tenía reservada para acabar con éstas dulces tentaciones.

Turrón blanco con frutos secos y trocitos de naranja confitada.

carquinolis-ferrer-espluga-francoli-16-copyright-amigastronomicas

Los niños disfrutaron muchísimo, fueron los grandes protagonistas de esta actividad gratuita, pero los adultos también lo hicieron.

Muchas gracias sobre todo a David e Ingrid que nos atendieron estupendamente y también al hijo mayor de la pareja, Adrià que ayudó a su padre en todo momento.

Y a ti, mi apreciado lector y seguidor, muchas gracias por venir. Fue un placer conocerte en persona.

Puedes visitar la página y compra on-line a través de la web de Carquiñolis Ferrer 

3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.