Mousse de frutos rojos

Mousse de frutos rojos
¿No te ha gustado?

La pasada Primavera disfrutamos de una barbacoa en casa de unos amigos que hace tiempo que no veíamos. El anfitrión, como buen argentino, es un cocinitas y para finalizar el ágape a base de diferentes tipos de ensalada, carnes con corte argentino, preparó un postre riquísimo, refrescante, bajo en grasas, apto para vegetarianos y celíacos y además, muy sencillo de hacer: Mousse de frutos rojos.

Como sabes, la “mousse” de origen francés, conocida en español como “espuma” debe su consistencia esponjosa a la base de la receta, que son las claras de huevo batidas a punto de nieve.

Se considera un postre muy ligero y refrescante, ideal para acabar con una comida e incluso una cena romántica. Tiene ese punto dulce pero al mismo tiempo, ese toque ácido que te limpia la boca.


RECETA DE MOUSSE

Los ingredientes para este postre son fáciles de encontrar y nada caros.

En verano están en temporada pero si te decides a hacerlo en otra fecha, que sepas que los venden congelados y que son ideales para preparar cualquier tipo de postre (tartas, helados, batidos … e incluso como decoración).

Utensilios que necesitarás:

  • 1 espátula
  • 1 plato hondo
  • 1 batidora eléctrica
  • 1 par de cuencos medianos
  • 6 copas de postre

Ingredientes para 6 personas: 

  • 400 gr. de frutos rojos (p.e.: grosellas, frambuesas y fresas)
  • 100 gr. de azúcar
  • 6 hojas de gelatina o agar-agar
  • 300 ml. de nata para montar
  • 3 claras de huevo
  • 2 hojitas de hierbabuena
  • Grosellas y/o fresas para decorar

Preparación:

Saca los frutos rojos de la bolsa y colócalos en un plato hondo toda la noche. El agua que suelten, no la tires, te servirá para el siguiente paso.

Con el agua de la descongelación hidrata en el mismo plato las hojas de gelatina. Escúrrelas y reserva.

Monta la nata con el azúcar y bate las claras de huevo a punto de nieve y reserva ambas.

Mousse de frutos rojos_2

Tritura los frutos rojos y añádeles la nata montada, la gelatina y por último las claras de huevo montadas.

Mezcla con una espátula de abajo a arriba, con mucho cuidado, sin batir, sino delicadamente para que no bajen las claras.

Vierte la mezcla en unas copas e introduce en la nevera durante 3-4 horas. Puedes decorar con una hojita de hierbabuena, unas láminas de fresa o unas grosellas.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.