el somni de El Celler de Can Roca

Dicen que soñar es gratis, que no cuesta nada. Que dejar volar la imaginación, buscar nuevos límites y arriesgarse, no cuesta nada. Dicen que cuando sueñas, eres tu yo real y la proyección de tu realidad inventada, en la que habitas.

A Josep (Pitu), Joan y Jordi Roca (los Dalton de la élite gastronómica), se les da bien soñar.

eva-ballarin-amigastronomicas-con-los-hermanos-roca-presentacion-el-somni

Hace un año, en una paranoia onírica sentaron a la mesa a 12 comensales como 12 apóstoles, para hacerles soñar su propio sueño: una cena-opéra sobre el viaje cíclico de la existencia humana. Con dos referencias, François Vatel y Richard Wagner.

El estreno de la GastrÒpera fue el 6 de mayo de 2013 en el claustro del Arts Santa Mònica, en las Ramblas, porque hay cosas que solo pueden suceder en Barcelona, en esta ciudad que adoramos donde el pensamiento abierto y las necesidad de reinvención constante es la tierra prometida para provocar sensaciones a través de experiencias extraordinarias.

“el somni” (el sueño) no es apto para todos. La forma en que se han diseccionado las emociones para tratarlas como una experiencia global emocionante es casi quirúrgica.

anemona-presentacion-el-somni-copyright-mediapro

Los afilados cuchillos de la cocina de los Roca han cortado sensaciones más allá de carnes, pescados, verduras o frutas. Éstas han sido el vehículo para plasmar un universo creativo que supera un solo sentido.

el-somni-copyright-mediapro

el-somni-2-copyright-mediapro

el-somni-3-copyright-mediapro

el-somni-4-copyright-mediapro

Por encima de una cena, de una cena-espectáculo, de una cena-arte, de una cena-gastronómica, en la peli ves cómo el talento de los Roca y los 40 artistas que han participado en esta super-mega-producción, lleva a los invitados a un nirvana emocional en el que acompañan a Astrid, ninfa wagneriana protagonista de la ópera como soñadora que se cuela por el agujero de la luna para descubrir un mundo de frío y oscuro, dónde encuentra un Serpentario que vuelve a empujarla al mar donde su alma se vuelve de sirena.

Los 12 comensales siguen a Astrid a través de playas y bosques frondosos con flores y frutas de colores donde nace el deseo que la lleva a LA CARNALIDAD, con mayúsculas, donde el poder viola al orden y la naturaleza pierde la libertad.

el-somni-6-copyright-mediapro

el-somni-7-copyright-mediapro

A partir del Acto 8, cuando Adonis, el objeto del deseo de Astrid rompe su propio reflejo en el espejo, la función se vuelve más trágica y la guerra, la muerte y la gloria (“la muerte nos lleva a lo invisible”), se presentan en la mesa, siempre acompañadas de las proyecciones en la misma mesa y los paneles que hacen de pared.

Toda la experiencia,  tal y como se describe en el libro presentado esta semana (“el somni”, Franc Aleu y El Celler de Can Roca, editado por Mediapro) “es una mística sensorial (…) la más bella representación jamás propuesta sobre una mesa gastronómica”. Y es imposible transmitir todo el concepto y los contenidos de este trabajo en un post.

Como los sueños, “el somni” es difícil de contar, pero la peli nos acerca un poco más al proceso creativo y al evento, a los actores implicados en esta obra maestra que celebra, según las palabras de Franc Aleu, su director, el enlace entre la gastronomía con la ópera.

el-somni-franc-aleu-copyright-mediapro

Y el libro es una magnífica recopilación de imágenes, textos que muestran la intensidad creativa del proyecto y la narración del evento.

coberta-elsomni-catdors-copyright-mediapro

Para paladares finos, mentes inquietas y curiosos de la vida … altamente recomendable.

Material fotográfico facilitado por Mediapro

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.