Old Fashioned: Quiero ser como Bond

Old Fashioned: Quiero ser como Bond
4 (80%) 5 votes

La primera vez que pisé una barra de coctelería, fue en Mayo de 1997. Fue en la del Tandem Cocktail Bar, allí me formé como Bartender junto a mis hermanos Xavier y Raúl y bajo la atenta mirada de dos grandes de la coctelería: el Maestro Josep Victori y el Maestro Joaquim Ayoro.

Desde entonces hasta ahora, muchos han sido los clientes y amigos que he conocido y muchos los que desgraciadamente ya no están entre nosotros.

Prometí en mi anterior artículo seguir desvelando secretos para parecerse al gran Bond aunque tras una larga reflexión, creo que ya desvelé lo necesario en lo que a materia de coctelería se refiere.

Es más una cuestión de comportamiento lo que marcará la diferencia entre parecerse al personaje de Bond o al de Torrente.

Joaquin Bonet Alabart es uno de esos personajes de los que me refería al principio y que daría para escribir un libro.

Conocido abogado barcelonés, de una elegancia destacable y excéntrico como pocos, era imposible que pasara desapercibido, tenía algunas máximas que creo que el mismísimo Bond, en el caso de existir, hubiera compartido; un “Señor” jamás lleva monedero, nunca te fíes de un individuo que lleva monedero.

Ésta me ha parecido siempre genial y dándole vueltas al asunto, en ninguna película de Bond aparece con monedero.

Hay que ser muy “moña” para beber con cañitas. No recuerdo a Bond aspirando un mojito con canutillos y haciendo ese ruido tan poco elegante al llegar al final.

Eran un sinfín de cosas las que irritaban al señor Bonet, y  la verdad es que era muy cómico verle entrar en cólera al observar el comportamiento de la “gente”  que diferenciaba del de las “personas” y mucho más del de los “señores”.

El decía que el ser “Señor” y tener clase no tenía nada que ver con tener dinero o no, es cuestión de comportamiento y actitud.

Dónde va ese tío sin pantalones! Refiriéndose a algún señor con bermudas y que en el caso de conocerlo se lo decía personalmente: ¡vaya!… ¡te tenía por un “Señor”!

Como he dicho, daba para escribir un libro.

Creo que todos tenemos en mente a varias personas que si imaginamos haciendo lo que hace la mayoría de la gente, nos resulta cómico e inapropiado para  su posición. Tan hortera es el que acude a un lugar refinado vestido de playero como el que va a una boda en chándal o a la playa con smoking.

Así que el siguiente paso para ser como James Bond es guardar las chancletas, las bermudas y las camisetas estrictamente para ir a la playa. Nunca acudas a una coctelería con esa facha.

No recuerdo a James Bond con chancletas, con las uñas largas y los pies llenos de callosidades.

COCTEL OLD FASHIONED

Vaso: Old – Fashioned

Decoración: Twist de Naranja (o limón)

  • 8 cl. Bourbon Whiskey
  • 1 terrón de azúcar impregnado en Angostura Aromatic bitters

ELABORACIÓN

Introduce en el vaso la piel de naranja y el terrón de azúcar impregnado en angostura.

Añade un golpe de soda para ayudara diluir el azúcar y con la ayuda de una cucharilla ve extrayendo los aceites de la piel y mezcla todo.

Una vez disuelto el azúcar, añade dos cubos de hielo, la mitad del bourbon y enfría la mezcla.

Añade otro hielo o dos y vierte el resto de bourbon en el vaso para continuar mezclando y enfriando.

Es un cóctel sencillo pero laborioso que realizado con paciencia resulta una delicia.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.