Coquus de Barcelona: Cocina molecular

Coquus de Barcelona: Cocina molecular
4 (80%) 13 votes

No. No es la primera vez que asistimos a un taller de cocina en COQUUS y si hemos repetido, es por que nos gusta el local, el chef Julio López y los cursos que ofrece.

Sí, nos apasiona la cocina. Y aunque somos unos simples aficionados, intentamos mejorar en el día a día, pero como esto no es ciencia infusa, la asistencia a algún curso o taller de cocina no puede más que enriquecerte y como en nuestra ciudad no hay demasiada oferta o la que ofrecen no siempre casa con nuestros gustos y tiempo libre, nos escapamos de vez en cuando a Barcelona.

EL LOCAL

La Escuela de Cocina Coquus está situado en el barrio de Gracia, en una calle que no te coge de paso sino para ir expresamente.

El local es pequeño, con dos mesas rectangulares rodeadas de sillas y una larguísima isla central en la que los alumnos se sitúan con taburetes alrededor de ella, con el chef en la parte de los fogones. Electrodomésticos de una conocidísima casa alemana ofrecen una vista limpia, sencilla y cuidada de la cocina de Julio.

coquus

Taller práctico cocina molecular fácil

En esta ocasión, la clase la escogimos en sábado y en un horario prudente (de 18 a 21 horas). El grupo era de trece intrépidos alumnos que estuvimos aplacando esa curiosidad que nos provocaba la palabra “esferificación” o conociendo los tipos de gelatinas más en alza en estos momentos, en fin, iniciándonos en eso que llaman “cocina científica”.

El programa fue:

  • Falsa yema de huevo
  • Un quesito Babibel: queso de cabra y cobertura comestible de frutos rojos
  • Mejillón sin roca: con su cáscara comestible de alga nori
  • No es harina, es aceite de oliva en polvo
  • Yogurt esférico como en el Bulli

LA CLASE 

Allí no se va sólo de oyente.  Es obligatorio participar y poner en práctica las explicaciones del chef. Por supuesto que todo lo que cocinamos entre todos, se reparte al finalizar el taller como buenos hermanos y se degusta mientras intercambias impresiones. Y te aseguro que no dejamos ni una migaja.

coquus

coquus

taller-cocina-molecular-8-copyright-rosi-luque

taller-cocina.molecula-2-copyright-rosi-luque


+ INFO SOBRE COQUUS

La imaginación, el ingenio y por supuesto la química son la base principal en la cocina molecular. La precisión en las recetas es absolutamente imprescindible para llevar a buen puerto este tipo de cocina.

Lo difícil, parece fácil. Lo imposible, posible. Quizás demasiada elaboración para unos bocaditos que luego desaparecen en escasos segundos.

Gran manera de llamar la atención del comensal y hacerle empezar a disfrutar ya desde el primer segundo con trampantojos sugerentes y muy muy sorprendentes.

Dirección: Ferrer de Blanes, 7 – Barcelona
Teléfono:  93 3680229

2 Comentarios

  • Luis dice:

    Hola Rosi. Leí tu entrada y me animé a asistir el pasado 16 de Mayo al mismo taller. Acabé algo decepcionado, pues la participación de los asistentes es muy limitada, comparada a otros cursos de cocina (tocamos a un pare de esferificaciones por cabeza). Además, Julio en ocasiones peca de cierta soberbia a la hora de dar las explicaciones, lo que puede llegar a incomodar. El curso está bien como iniciación, pero hay que ser consciente de que más bien se va a mirar cómo se hacen las cosas, y a un precio algo elevado, 55€.

    • Rosi Luque, Turismo y Restaurantes dice:

      Hola Luis
      Gracias por tu comentario. Es cierto que el chef no es “la alegria de la huerta” y que no destaca por tener siempre a punto alguna coletilla graciosa o darte pie a más confianza, pero para nosotros el trato nos pareció correcto -sin más- y sobretodo: muy profesional.
      En cuanto a la participación: no sé si esto depende del grupo, del día que tenga el chef o de la conjunción de los astros… en nuestro caso pudimos participar de forma activa y contínua a partir de la primera media-3/4 de hora de clase en que nos facilitó – supongo que como a vosotros- algunos comentarios teóricos sobre los productos que íbamos a utilizar. Nuestro grupo destacaba por tener participantes muy activos e inquietos lo que propició a que hubiera muchísimo dinamismo.
      Y bueno… el precio: no, no es barato y en otros cursos “salimos cenados y bebidos” de allí, pero el contenido de este curso no dió para ello.
      Lamento que no te gustase como a nosotros y te agradezco nuevamente este feed-back que nos has hecho llegar.

      Un saludo,

      Ro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *