FarNomo, el japonés del Faro de San Sebastián

Si te gusta la comida asiática como a nosotros, te recomiendo que no te pierdas el Restaurante FarNomo, dentro del Faro de San Sebastián en Llafranc (Gerona), un emplazamiento fantástico para disfrutar no sólo de su comida sino de las vistas que te ofrece.

Hace unas semanas, disfrutamos de unos días de descanso en la Costa Brava. No sólo nos enamoró el entorno, sino que nos encandiló la idea de comer en un faro y poder  hacerlo con unas espectaculares vistas.

farnomo-restaurante-faro-san-sebastian-14-gerona-copyright-rosi-luque

El local: FarNomo

Situado en los bajos el mismo faro de San Sebastián, el restaurante FarNomo forma parte del grupo NOMO de Barcelona.

La parte baja completamente remodelada, dispone a su entrada una terraza con chill out y su decoración es minimalista, de esa manera, se da importancia a las preciosas vistas a la Bahía de Llafranc.

farnomo-restaurante-faro-san-sebastian-2-gerona-copyright-rosi-luque

farnomo-restaurante-faro-san-sebastian-1-gerona-copyright-rosi-luque

En nuestro caso no hubo opción a elegir dónde comer, dado que había temporal, así que nos ofrecieron mesa dentro. 

El acceso es complicado. Cuesta llegar en coche y probablemente, te pase como a nosotros que llegues a perderte por esas calles de subida que son todas prácticamente todas  iguales (recuérdalo cuando estés con tu copa de vino en la mano).

NOMO no disponen parking.

PROBAMOS

La carta de FarNomo es amplia en sugerencias y te la presentan con las ya conocidas pizarritas imantadas con los números de platos a elegir. Puedes encontrar desde la cocina nipona más tradicional hasta la más elaborada y moderna.

Extensa carta de vinos donde nos decantamos por uno de nuestros conocidos: “Fenomenal”  D.O. Rueda,  al que le faltaba un punto de frío y al que, por supuesto, habían doblado su precio habitual.

farnomo-restaurante-faro-san-sebastian-0-gerona-copyright-rosi-luque

Gyozas de langostinos y verduras (4 unidades): Un clásico entre los clásicos pero estaban espectaculares. El relleno muy generoso y para mi fueron excepcionales por su intenso sabor. Me hubiera comida otra ración sin pestañear.

farnomo-restaurante-faro-san-sebastian-17-gerona-copyright-rosi-luque

Tartar de gambas de Palamós con su patita crujiente y pan de algas: Fusión de la cocina japonesa con productos locales de la zona que derritió en elogios a mi acompañante. Le encantó.

farnomo-restaurante-faro-san-sebastian-8-gerona-copyright-rosi-luque

farnomo-restaurante-faro-san-sebastian-7-gerona-copyright-rosi-luque

Maki de ventresca de atún, piñones, cebollino y cebolla crujiente: Cinco cortes de maki de tamaño considerable, perfectamente preparados.

Una duda existencial: si somos dos comensales, ¿porque no los trocean en seis trozos en vez de cinco?. Si ya tienes hecho el maki ¿qué más te da el número de cortes? Así evitas ciertas disputas en la mesa y, de paso, te caben algo mejor en boca.

farnomo-restaurante-faro-san-sebastian-11-gerona-copyright-rosi-luque

Tempura de verduras y langostinos: Crujiente y fino rebozado en las verduras y en los dos únicos langostinos que la acompañaban.

farnomo-restaurante-faro-san-sebastian-9-gerona-copyright-rosi-luque

farnomo-restaurante-faro-san-sebastian-10-gerona-copyright-rosi-luque

Arroz de trompetas de la muerte con espardeñas, trompetas y boletus: Debes probarlo ya que es sabroso y el arroz está en su punto. ¡¡¡Está increíble!!!

farnomo-restaurante-faro-san-sebastian-13-gerona-copyright-rosi-luque

farnomo-restaurante-faro-san-sebastian-12-gerona-copyright-rosi-luque

Tanto el tartar de gambas de Palamós como el arroz de trompetas de la muerte son los únicos platos que difieren a las cartas del resto de locales del grupo.

De la carta de postres no puedo comentarte porque no somos muy fans de los postres asiáticos y decidimos saltárnoslo.

Nuestra impresión

El lugar es bonito y sólo por la localización  ya gana por la curiosidad del mismo porque, probablemente será la primera vez que comes en un faro (en mi caso no, ya que el  Faro del Cabo de Peñas y su restaurante lo he visitado muchísimas veces en mi niñez).

La comida, si ya has visitado el local de Barcelona, te va a parecer que siguen la misma línea y no te dará ninguna sorpresa: cuidado de la materia prima, mimo en la presentación,  emplatado y correcto servicio con cantidades justas y precios algo elevados pero dada el escenario en el que se encuentra, está más que justificado.

* Como anécdota, olvidaron incluir en la factura el vino- que resultó un buen pico- y al recordarlo nuevamente, recibimos un merecido gracias sin más.

FarNomo Restaurant (Passeig de Pau Casals, 64, 17211 Llafranc – Girona – Tel.: 972 30 15 21 – Página web)

FarNomo, el japonés del Faro de San Sebastián
¿No te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.