La Formatgería de Llívia: ¡Placer!

Uno de los restaurantes que te recomiendo si decides pasar unos días en La Cerdaña es La Formatgería de Llívia que se encuentra enclavado en una antigua quesería tradicional donde se combina todo en un excelente: comida + vino + vistas.

Acceder hasta el restaurante es muy fácil. Si vienes dirección Puigcerdà (que fue nuestra base durante las vacaciones) tendrás que ir hasta Llívia, salir del pueblo e ir dirección Gorguja. El restaurante queda a la derecha de la carretera.

Comprobamos in situ que ha estado recomendado por la Guia Michelin durante tres años (2013-2014 y 2015).

la-formatgeria-de-llivia-cerdanya-26-copyright-amigastronomicas

EL LOCAL: LA FORMATGERIA DE LLÍVIA

En su decoración exterior e interior, la vaca es el animal que da protagonismo. Con mesas de madera maciza y taburetes forrados, herramientas y maquinaria que se utilizaba para elaborar queso, puedes disfrutar de un aperitivo o de una charla después de comer.

la-formatgeria-de-llivia-cerdanya-20-copyright-amigastronomicas

la-fortmatgeria-de-llivia-cerdanya-39-copyright-amigastronomicas

la-formatgeria-de-llivia-cerdanya-23-copyright-amigastronomicas

la-formatgeria-de-llivia-cerdanya-21-copyright-amigastronomicas

Mi hija y nuestra nueva compañera de viaje, una cachorra Westy “Fiona” (blanca en gaélico) de cinco meses que hacía apenas quince días que estaba con nosotros (la compramos en Alborada el pasado 19 de Agosto), no tuvo ningún problema para entrar en el restaurante.

A pesar de que nosotros íbamos preparado con nuestro “kit de viaje”, el restaurante nos ofreció un cuenco para el agua.

la-formatgeria-de-llivia-cerdanya-00-copyright-amigastronomicas

Hasta ahora la filosofía que tienen en La Cerdaña es que los dueños saben cómo se comportan sus perros y bajo su responsabilidad está que el perro entre o no.

En nuestro caso, Fiona se portó como una campeona y ni se la oyó. Se acurrucó bajo mis pies y allí estuvo hasta la hora de la salida en las dos veces que estuvimos en el restaurante.

Ahora eso sí, después de la comida, tienen una jardín exterior donde los niños y los perros corretean como si no hubiera mañana o donde te puedes sentar a tomarte un aperitivo antes de sentarte en la mesa.

la-formatgeria-de-llivia-cerdanya-2-copyright-amigastronomicas

la-formatgeria-de-llivia-cerdanya-33-copyright-amigastronomicas

La entrada al restaurante es espaciosa. La lidera una nevera donde tienen a la venta yogures y requesón (que probamos en el hotel donde estuvimos alojados) para luego pasar a la gran sala donde se divisa una segunda planta a la que se accede por una escalera.

la-formatgeria-de-llivia-cerdanya-6-copyright-amigastronomicas

la-formatgeria-de-llivia-cerdanya-5-copyright-amigastronomicas

la-formatgeria-de-llivia-cerdanya-22-copyright-amigastronomicas

la-formatgeria-de-llivia-cerdanya-28-copyright-amigastronomicas

Las grandes cristaleras dan paso a mucha luz y a las vistas impresionantes que te comentaba al inicio de la reseña. Puro placer, pura desconexión y relajación.la-formatgeria-de-llivia-cerdanya-29-copyright-amigastronomicas

LA CARTA DE LA FORMATGERIA DE LLIVIA

Su carta se basa en platos de cocina de montaña donde las fondues, raclette, la carne, el buen vino y los quesos caseros combinan a la perfección para ofrecerte una difícil elección: ¿qué elijo o por dónde empiezo?.

Ese fue nuestro caso, así que tras el éxito del primer día, decidimos volver al día siguiente y los platos que te relaciono son de ambos.

la-formatgeria-de-llivia-cerdanya-000-copyright-amigastronomicas

El servicio de pan viene gratinado con un ligero pero sabroso allioli templadito que entra de maravilla. Tienen pan para celíacos.

La Formatgería de Llívia

LA BODEGA DE LA FORMATGERIA DE LLÍVIA

El vino es otra de las grandes bazas con las que juega fuerte La Formatgería de Llívia.

En su carta vienen referenciadas las denominaciones de origen de Cataluña (L’Equilibrista y alguno más que no recuerdo), DOQ Priorat (Formiga de Vellut de nuestra amiga Merche Dalmau, Camins del Priorat, …); Mallorca (An2, 12 Volts, …) y otras referencias nacionales, así como cavas y champagnes.

Se incluye además una selección de vinos singulares que no pertenecen a ninguna DO pero que no dejan de ser grandes vinos (Barba Azul, Sicus, Abadia Retuerta Selección Especial, …).

El vino que elegimos fue Klipfel 2013 (19 euros), un riesling alsaciano que superó nuestras expectativas. Se presentó fresco y muy aromático, capaz de limpiar con cada sorbo el paso del queso de la fondue.

La Formatgería de Llívia

PROBAMOS EN LA FORMATGERIA DE LLÍVIA

Fondue de oveja (para dos, 23 euros): Viene acompañada de unos tomates cherry, zanahoria y manzana; taquitos de pan de centeno y bastones de pan.

Los quesos no sabría decirte, una mezcla de oveja con aceitunas negras. Es plato único, no te atreverás con nada más a no ser que sea un postre ligero.

la-formatgeria-de-llivia-cerdanya-25-copyright-amigastronomicas

La Formatgería de Llívia

La Formatgería de Llívia

La Formatgería de Llívia

La Formatgería de Llívia

Spaguetti con 1/2 hamburguesa a la piedra (10,50 euros): Una buena opción para los más pequeños.

La Formatgería de Llívia

Verduritas salteadas con parmesano: Una opción ligera para el segundo días que compartimos.

La Formatgería de Llívia

Lata de ternera con parmentier trufada y foie: Muy jugosa y tierna, el foie de morirse y la parmentier con trufa en su punto. Si te gusta la carne, disfrutarás con éste plato.

La Formatgeria de Llívia

Solomillo de buey a la piedra: La carne está muy rica por esta zona, así que es otra gran elección.

La Formatgería de Llívia

Mousse de yogur con frutos rojos (5 euros): Fue el postre del primer día. No te vayas sin probarlo, está delicioso y corona perfectamente la fondue.

La Formatgeria de Llívia

Para ir a La Formatgeria de Llivia tienes que reservar con varios días de antelación porque es uno de los locales más solicitados de la zona. Tiene parking gratuito y puedes ir con niños porque en el jardín exterior hay una zona de columpios, con gran extensión de jardín para que correteen mientras acabas de comer. El servicio es muy correcto, cercano y con ganas de que te sientas a gusto en todo momento. Déjate aconsejar para el tema de los vinos y si no tienes claro alguno de los platos.

Yogur de la casa con fruta: Una excusa más para probar su yogur casero.

La Formatgería de Llívia

Requesón con miel: Éste fue el culpable de que llegáramos a comer en este restaurante. Nuestro hotel lo tenía en el desayuno y sólo puedo decirte que ha sido el mejor requesón que he probado hasta ahora.

Quería llevarme a casa, pero la distancia no soportaría en pleno mes de Septiembre la cadena de frío y no valdría nada.

Si quiero repetir, tengo que ir de nuevo hasta La Formatgería de Llívia, hech0 que no descarto.

La Formatgería de Llívia

Café y trufas de chocolate: Para acabar dos jornadas gastronómicas que pusieron la guinda a una semana llena de hallazgos culinarios para repetir.

La Formtgería de Llívia

La Formtgería de Llívia

+ INFO LA FORMATGERÍA DE LLÍVIA

Para ir a La Formatgeria de Llivia tienes que reservar con varios días de antelación porque es uno de los locales más solicitados de la zona.

Tiene parking gratuito y puedes ir con niños porque en el jardín exterior hay una zona de columpios, con gran extensión de jardín para que correteen mientras acabas de comer.

El servicio es muy correcto, cercano y con ganas de que te sientas a gusto en todo momento. Déjate aconsejar para el tema de los vinos y si no tienes claro alguno de los platos.

Nombre: La Formatgería de Llívia
Dirección: Pla de Ro, s/n – Gorguja (a la salida de Llívia)
Teléfono: 972 14 62 79
Cierra: Martes y miércoles (excepto festivos, vísperas de festivos, Agosto y Navidad)
Tipo de cocina: Montañesa con toques de modernidad
Página web: La Formatgeria

La Formatgería de Llívia: ¡Placer!
¿No te ha gustado?

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.