Forlong Tintilla 2014

Forlong Tintilla 2014
¿No te ha gustado?

Hoy vamos a descubrirte Forlong Tintilla 2014 un vino muy interesante que nos lleva al Sur de la Península, a Cádiz donde hemos intercambiado dos de nuestras botellas del Priorat y la Conca de Barberà con Guillermo Manuel de Villena con el que compartimos nuestra pasión por el vino.

En esta ocasión, no nos decantamos por hablarte de finos, dulces, generosos o manzanillas. Éste Sur que mostramos hoy, nos deja bien claro que se pueden elaborar excelentes vinos a poco que tengamos cuidado por la tierra, que se seleccione el lugar idóneo y que las manos que la trabajen, sepan con qué se está tratando.

La uva Graciano tan riojana y tan nuestra se convierte en la Tintilla de Rota en el momento de asentarse y crecer en las tierras del Sur del territorio patrio.

forlong-tintilla-de-rota-2014-copyright-bodegas-vinedos-de-forlong

Catando Forlong

Observamos que luce un color picota oscuro de capa alta y muy fino ribete granate en copa.

Lágrima ligeramente atintada, fina y presente en el cristal.

La nariz nos muestra un vino concentrado. Profusión de fruta roja y negra, con curiosas notas de animales, cueros, en el inicio (luego, paulatinamente, irán a un segundo plano hasta pasar desapercibidos). Flores marchitas, cacao en polvo. Con el tiempo y aire para oxigenar, la fruta roja se hace más evidente (fresas, arándanos…) junto a los balsámicos y los guiños lácticos casi encubiertos. Un buen cierre a tan grata nariz. Compleja y de buena intensidad.

En boca quizás agradecería algo más de guarda, el madurar con el tiempo. Tanino vivo y puntas alcohólicas por integrar. Fruta fresca que se alinea junto a la madera presente, sin saber muy bien quién domina la escena en esta fase. Especias de fondo y notas terrosas al final. Recuerdos amargosos acabando de persistencia media.

Forlong es un vino diferente, elaborado en una tierra que nos tiene acostumbrados a elaboraciones de otra índole. Un vino con buenas hechuras y maneras para crecer y ser plenamente disfrutable.

Nos quedamos con la sensación de estar ante un buen vino, eso sí: tal vez con un año o dos más de botella que a buen seguro, le sentará de maravilla.

UN CONSEJO: Mientras esperamos que nuestra Tintilla de Rota repose el tiempo debido, podemos probar con referencias de la bodega como el Forlong Assenblage; un vino, tal vez, más fácil de comprender y apto para un amplio espectro de público que quiera seguir indagando en los vinos tintos del Sur.

forlong-tintilla-2014-copyright-javier-gutierrez

DETALLES: “Me celebro a mí mismo, y cuanto asumo tú lo asumirás, porque cada átomo que me pertenece, te pertenece también a ti. Nunca ha habido más comienzo que el que hay ahora, ni más juventud ni vejez que la que hay ahora, ni más cielo ni infierno que el que hay ahora”. WALT WHITMAN. (Reseña aparecida en el tapón de corcho de FORLONG Tintilla 2014).

ficha-vino-forlong-tintilla-2014-copyright-amigastronomicas

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *