Arroz con bogavante para Navidad

Arroz con bogavante para Navidad
¿No te ha gustado?

Se acercan, como dice el tópico, fechas señaladas, y en Navidad nos solemos dar algún que otro capricho, abusando del marisco y de otros manjares por el estilo.

Uno de los reyes de los ágapes con muchos comensales es, sin duda, el arroz. Este humilde cereal, base de la alimentación de la humanidad desde sus albores, es uno de los más agradecidos. Siempre sale bueno, y acepta múltiples combinaciones. Hace relativamente poco aprendí a hacerlo deshidratado con Óscar en Santceloni. Ya sabes que el arroz me encanta en todas sus versiones, y es algo que no puedo esconder.

Es por eso que, mezclar arroz y marisco puede ser una gran idea para una comida con abundancia de invitados. Podría ser un “arroz del senyoret”, con un buen fondo de marisco y algunas delicias peladas (por supuesto, con las cáscaras hacemos el fondo, no es cuestión de desaprovechar nada), toda una delicia para esos comensales un tanto perezosillos poco amantes de andar pelando gambas y mariscos. Es una buena opción, pero a mí me tira otro marisco más grande y de más contundente sabor como es el bogavante. Así que prepara las cazuelas, que hoy te voy a contar todos los trucos para hacer un espectacular y rico arroz con bogavante.

RECETA DE ARROZ CON BOGAVANTE

Ingredientes para 6 personas

  • 2 Bogavantes (a ser posible vivos)
  • 4 litros de caldo de pescado o fumet casero
  • 1 puerro
  • 1 pimiento rojo o la carne de dos pimientos choriceros
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 3 ó 4 cucharadas de tomate frito
  • Azafrán, cúrcuma o colorante para dar color
  • 125 ml de Whisky y lo mismo de Cognac
  • Sal y aceite de oliva
  • Y por supuesto, arroz (bomba)

ELABORACIÓN:

Primero tienes que atreverte a partir el bogavante. Es una tarea sencilla, pero hay veces que ver moverse al bicho y atacarle con el cuchillo impone un poco. Así que si ves que te va a suponer un reto para tu conciencia, mejor cómpralo ya congelado, que así sufriréis menos los dos.

Para partirlo, primero separas la cabeza del tronco, justo por la base. Luego, el tronco en tres partes y a continuación, de la cabeza separas las tenazas esas tan hermosas que tienen. Yo las corto también en tres partes, y por debajo, por en medio de las patitas esas pequeñas, abro en dos la cabeza.

Una vez que tengas el bicho trinchado y el caldo a punto (un buen caldo de pescado y marisco, hecho con morralla de peces de roca, cangrejos y las cabezas de gambones o langostinos que bien te puedes comer luego en una caldereta), comienza con el sofrito.

No soy muy amiga de poner cebolla ni derivados en el arroz, pero creo que el puerro hace muy buen papel en este plato y se lo pongo. Eso sí, picado muy, pero que muy fino. Una vez bien sofrito, echa el pimiento rojo, también picado pequeño, y los ajos.

Ahora puedes echar el bogavante cortado. Verás que cambia de color y se pone más rojo. Cuando todo esté rojizo, echa el alcohol y préndele fuego (esto se llama flamear) para que se evapore el alcohol. Ten la precaución de apagar el extractor de humos o absorberá las llamas y la puedes liar parda. No debe tardar nada en apagarse.

Es el momento de incorporar el tomate y el pimentón. Remueve y echa el caldo. Deberás dejarlo hervir al menos media hora antes de echar el arroz.

6 comensales, con medio kilo de arroz tienes suficiente, pero seamos generosos, que es Navidad y la gente se entrega con alegría a los placeres culinarios. Pon unos 700 gramos, porque seguro que tendremos algunos “repetidores”, y no precisamente de curso.

A mí me gusta apartar un poco del caldo antes de echar el arroz, para ir añadiendo hasta que quede en el punto de meloso que me gusta. Es un buen truco, y si te sobra caldo se lo añades a unos fideos al día siguiente, que aquí no se tira nada.

Espero que te salga delicioso y que lo disfrutes estas fiestas. ¡Felicidades!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.