Agua de Valencia, cóctel refrescante en Navidad

¿Agua de Valencia por Navidad? Pensarás que me he vuelto loca. Una bebida asociada al verano, al calorcito… Pues sí, puede ser una buena idea.

Estamos en una época de comidas pantagruélicas con un número de invitados que suele exceder a lo habitual. Y sucede lo de siempre, que cada uno llega cuando quiere… o cuando puede. Unos, cuando estás a punto de servir la mesa, y otros, cuando todavía andas completamente estresada removiendo pucheros y vigilando el horno. Si son de confianza, no hay problema: besos, abrazos, directos a la cocina y a echar una mano (siempre vigilando a los “manos largas” que se apoderan de una croqueta cuando no miras). Luego están los más serios o menos colaboradores, que se instalan en el comedor frente a una mesa todavía desierta de viandas.

En cualquiera de los dos casos, tanto si es para agasajar al espontáneo colaborador que se va a colocar un delantal para ayudarnos, como para entretener al “comodón” que se aburre frente al plato vacío, es una buena idea ofrecer un cóctel para ir abriendo boca y empezar a generar un buen ambiente que nos predisponga a un yantar animado.

Elaborar un cóctel es algo que nos puede imponer un poco. Medidas exactas, proporciones, ingredientes extraños… No es el caso de esta Agua de Valencia que te propongo hoy. Es una de esas preparaciones sencillas, con tantas recetas como personas la elaboran. Cada uno le da su toque personal, variando las cantidades, o incluso la bebida. Un poco como la sangría. No me voy a erigir en abanderada de la autenticidad de mi receta, pero sí que te puedo garantizar que sale buenísima, y como no soy una alquimista celosa del secreto de sus pociones, pues la voy a compartir con mucho gusto contigo.

RECETA DE AGUA DE VALENCIA

INGREDIENTES

  • El zumo de unas 10 naranjas de zumo y un limón (casi un litro de zumo)
  • 200 g. de azúcar
  • una bandeja grande de hielos
  • una botella de cava
  • unos 100 g. de Cointreau
  • unos 50 g. de Vodka

ELABORACIÓN

Exprime las naranjas, mézclalas con el azúcar y mete el resultado en el congelador. Esto debes hacerlo unas horas antes de servirlo. Cada hora, más o menos, remueve bien la mezcla para evitar que se nos congele. El objetivo es conseguir una especie de granizado.

En el momento de servirlo, añade el alcohol (yo pongo esa cantidad de vodka y de Cointreau para un litro de zumo, y el resultado es equilibrado y muy bueno). Luego, poco a poco y sin dejar de remover, añade el cava bien frío con mucho cuidado, porque es posible que nos suba la espuma.

Y ya lo tenemos, una bebida deliciosa que nos evitará liarnos con cocteleras, mezcladores y demás utensilios que nos entretendrán más de lo debido.

Un último consejo: Bebe el Agua de Valencia con precaución, es una de esas bebidas “peligrosas” por su dulzor y buen pase. Se trata de romper el hielo, no de empezar la comida bailando todos la conga.

Espero que los brindis estas navidades te den mucha, mucha alegría. Feliz Año.

Agua de Valencia, cóctel refrescante en Navidad
¿No te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.