Sinergia, el vuelo de los gansos

¿Sabes porqué los gansos vuelan en forma de V y se van cambiando la posición sin perder ésta particular forma? ¿Sabes que siempre se esperan los unos a los otros y cuando uno se pierde del grupo, otros dos lo esperan? Las que forman parte de un club de ciclismo lo saben seguro. La respuesta natural que realizan estos gansos se llama colaboración, trabajo conjunto, en definitiva, sinergia.

La forma de V permite reducir el esfuerzo de los gansos en su vuelo turnándose con quién la lidera para paliar su cansancio. Cada ave cuando bate sus alas, produce un movimiento en el aire que ayuda al ganso que va detrás de ella. Volando y manteniendo esta forma, la bandada aumenta un 71% más su poder de vuelo, que si cada ave lo hace sola.

Lo que ocurre en muchos casos y con especies en la naturaleza, ocurre también en los humanos. Hoy te quiero hablar de los resultados que se pueden alcanzar trabajando en equipo y de la palabra mágica, sinergia.

Imagínate una lámina de papel, ¿puede sostener una botella de vino? ¡¡Es impensable!! y … ¿ dos láminas de papel, podrían hacerlo? La respuesta es la misma, ¡imposible!.

En cambio si cogemos estas dos láminas de papel y entre medias ponemos otra de forma serpenteada y las juntamos todas de una forma concreta, ¿qué sucede? Que sí podemos sostener la botella de vino. Es más, ¡no sólo una, podemos hacerlo con muchas e incluso transportarlas!.

¿Visualizas una caja de cartón? No es más que un conjunto de papeles perfectamente colocados que trabajando juntos crean una fuerza muy superior a lo que cada uno por separado pueden llegar a soportar. El resultado obtenido se multiplica exponencialmente.

Este hecho es lo que nos pasa a las personas cuando sacamos lo mejor de nosotras mismas y lo ponemos a disposición del grupo. Las personas no vivimos solas, necesitamos relacionarnos, sentirnos queridas, comprendidas y aceptadas dentro del entorno. Al igual que sucede pues en nuestro ámbito personal, ocurre lo mismo en el entorno laboral.

Hay quien puede pensar que trabajar de forma individual tiene sus ventajas y las tiene! Pero lo que se puede llegar a construir cuando un equipo de personas aportan lo mejor de ellas mismas, las ventajas se multiplican y el resultado final sobrepasa con creces el esperado inicialmente.

Como por arte de magia, el todo es más que la suma de las partes, como sucede en el ejemplo del cartón.

Donde una no llega, llegan las demás, de una primera idea surge un extraordinario proyecto en el que cada una de las integrantes crece como persona y como profesional. Es un proceso transformador en sí mismo. Se crea un halo de energía positiva, de cooperación, el cual permite florecer nuevas y mejores soluciones.

La sinergia nos conduce al camino de la colaboración mutua, del establecimiento de relaciones exitosas para llegar a resultados multiplicadores.

Fuente foto cabecera: Matemolivares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *