La Frasera Formatgeria en Vacarisses

El pasado domingo amaneció con un sol radiante y decidí aprovecharlo junto a mis amigas Marta y Mar para descubrir un paraje que me dejó realmente asombrada. A escasos quince minutos de Terrassa, la cuarta ciudad de Cataluña y que dista de Barcelona unos 30 kilómetros, descubrí la La Frasera.

La Frasera es una quesería única en el entorno, situada en Vacarisses, y en un paraje excepcional. No sólo por las vistas al parque natural de la montaña de Montserrat que me dejó sin palabras, sino también por el esfuerzo y dedicación de sus propietarios, Luz y Jordi. Una pareja que dedica todos sus esfuerzos a la elaboración y venta de quesos artesanales de leche de cabra siguiendo el estilo tradicional y recuperando el sabor, la textura y el aroma de los quesos de siempre.

La leche de La Frasera se extrae del rebaño propio, de raza murciano-granadina, que campa a sus anchas por esta finca de casi 50 hectáreas de terreno. Pronto contará también con una casa rural que será la delicia de sus visitantes por la tranquilidad y la paz que se respira y que Gerard, su propietario, desea que sea una realidad este verano.

Luz y Jordi, junto con Nil, son los tres miembros de la familia que dedican su esfuerzo, dedicación y tiempo libre por desarrollar un proyecto que se enmarca en uno más global que lidera en Terrassa Artur Martínez, chef del restaurante Capritx (una estrella Michelin), en el que aboga por la recuperación de los productos tradicionales y de calidad, que se puedan comercializar a un precio razonable.

LA FRASERA, UN PRIVILEGIO RURAL A DEGUSTAR 

La Frasera es un proyecto que, sin lugar a dudas, tendrá éxito porque el trato con la gente que se acerca a la finca los sábados y domingos de 10 a 14 h es exquisito, porque el visitante puede hacer un recorrido por la finca para conocer el proceso de elaboración y porque el producto es de gran calidad. Además, en la tienda, también podréis comprar otros productos como aceite de oliva virgen, miel y vino de la zona.

PROBAMOS SUS QUESOS DE CABRA

Sus quesos son suaves y muy cremosos. Los hay tiernos y con un punto de maduración que acentúa su sabor, más aromáticos (hierbas naturales o ceniza) y también frescos, que son los más demandados y los que requieren un proceso de elaboración un tanto diferenciado.

Cingle: Elaborado con leche cruda. De corteza lavada, húmeda y naranja. Olor penetrante y fuerte. Al corte, presenta una textura compacta y blanda. De gusto intenso que se alarga en el paladar, muy gustoso

El Massís de Montserrat: Madurado de leche cruda, de corteza florida, gris y pasta marfil, de olor húmeda, gusto intenso y muchos matices. El gusto persistente depende de su grado de maduración

El Farcell: Madurado de leche cruda, elaborado manualmente a través del método del fardo (farcell) que le confiere su característica forma. Afinado con aceite de oliva virgen extra durante su proceso de maduración. Es de textura compacta, de gusto suave y persistente.

 

La torrota: Cuajada láctica de corta maduración a partir de leche pasteurizada de cabra con corteza florida y color blanco en el corte. Textura suave y cremosa que penetra profundamente en el paladar, sorprendente. Según el tiempo de maduración presenta en la corteza tonos picantes en boca. En su maduración desarrolla hongos entre azules y grises que le dan un aspecto y gusto característico.

Redondo: Cuajada láctica de corta maduración a partir de leche pasteurizada de cabra, con corteza florida y color blanco en el corte. Olor ácido y con notas lácticas, muy fresca. En boca es ácido y fresco. Textura blanda y cremosa que penetra profundamente en el paladar.

Se vende en tres versiones: El de hierbas, rebozado en romero, tomillo, orégano y ajedrea que potencian su sabor, el de ceniza rebozado con ceniza alimentaria que le aporta un punto de equilibrio y el blanco, sin rebozar

Queso con aceite de oliva virgen extra y hierbas: Elaborado a partir de leche cruda de oveja, afinado en aceite de oliva virgen extra y hierbas naturales:  romero, tomillo, orégano y ajedrea. De sabor intenso y persistente, es ideal para los aperitivos.

Requesón de cabra: Auténtico requesón tradicional de cabra. No lleva sal. Para consumirlo en pocos días. Muy gustoso y suave. Perfecto para consumirlo con miel y mermeladas

Puedes seguirlos en Facebook o contactar con ellos a través de su página web, aunque mi recomendación es que si tienes oportunidad, vayas a comprarlos directamente a la quesería, te aseguro que la experiencia lo merece.

Formatgeria La Frasera

Calle del Castellet, 08233 Vacarisses, Barcelona

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *