Siete segundos que marcan la diferencia

Apariencia o realidad esa es la cuestión. Siete segundos que marcan la diferencia. Una primera impresión se crea en tan solo siete segundos. Este es el tiempo que necesita una persona para escanearte por primera vez, así que no desperdicies esta oportunidad e intenta dar la mejor impresión de ti misma.

Está demostrado que la idea que se hayan llevado de ti en la primera impresión cuesta luego modificarla, así que intenta que de entrada sea siempre positiva. ¿Cómo hacerlo? Aquí tienes unas cuantas ideas para lograrlo.

IDEAS PARA MEJORAR LOS SIETE SEGUNDOS

ACTITUD

El lenguaje no verbal habla por ti. Tu postura dirá si eres una mujer segura de ti misma o, todo lo contrario. Por ejemplo, mantener los hombros ligeramente curvados hacia delante demuestra inseguridad.

En cambio, si mantienes la cabeza erguida y la espalda recta demuestras que confías en ti misma.

Si este encuentro se da en el entorno laboral, será probable que esta imagen que se desprende de ti se relacione con tu competencia profesional.

Evitar el contacto visual es otra manera de demostrar inseguridad. Pero vigila en mantenerlo siempre, porque podrías intimidar a la persona.

Así que lo mejor es ser natural y encontrar el punto intermedio. La forma en que gesticulamos puede transmitir nerviosismo o seguridad.

EXPRESIÓN FACIAL

Una sonrisa inspira cercanía y amabilidad. Hay situaciones en las que te puede costar sonreír, quizás cuando estas nerviosa en una entrevista de trabajo o cuando estas con gente desconocida, pero no lo dudes, es el mejor momento para sacar tu mejor sonrisa.

siete segundos

Te ayudará practicar en casa delante del espejo, ¡sonríete a ti misma!

HIGIENE Y LIMPIEZA

Para una buena presencia es imprescindible la higiene. Y no te pases con la colonia, ésta no debe llegar antes que tú. El perfume en su justa medida.

ASPECTO FÍSICO

El cómo vayas vestida pasa en segundo lugar en nuestra sociedad. Tan sólo debes velar por ir un poco acorde con la situación en la que debas enfrentarte.

Es más importante que te sientas bien contigo misma. Que la ropa y complementos que lleves formen parte de ti y te sientas identificada con ellos. No pretendas tener un estilo que no sea el tuyo, o ir a la moda si ésta no te gusta.

Hay elementos que de por si dan una apariencia de seguridad, por ejemplo, los salones de tacón fino, pero sólo debes usarlos si estas acostumbrada a llevarlos o dominas la situación, no te atrevas con ellos en tu primer día de trabajo si siempre usas zapato plano, ya que conseguirás el efecto contrario.

siete segundos

 

EL TONO DE VOZ

Está demostrado que el tono de voz que emplees para saludar contribuye de forma inmediata a crear la primera impresión.

Los tonos de voz amistosos y no estridentes se asocian con las personas que ofrecen confianza. Hablar despacio, por ejemplo, te puede ayudar a dar la impresión de ser una mujer más segura.

siete segundos

Como ves son elementos a tener en cuenta, si te conoces a ti misma y prestas atención a ellos en tan sólo siete segundos ofrecerás la mejor impresión de ti misma.

Más info: Eva Llatser Psicóloga & Coach

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *