Intoxicaciones alimentarias: cómo evitarlas

intoxicaciones alimentarias

Qué sí, que sí, que porque tengamos aquí a un inquilino indeseado por vacaciones como es el Corona virus, que nos está amargando los días con sus noches, no podemos olvidar que el verano, por sus altas temperaturas y la relajación en muchos hábitos, es la época en la que las intoxicaciones alimentarias “hacen su agosto”.

En los cursos que imparto siempre pregunto a mis alumnos que cuántos de ellos han padecido una intoxicación alimentaria, y son muy pocos los que levantan la mano.

Aquí es cuando les dibujo un iceberg en la pizarra, donde se vea muy, muy, muy bien que la parte más grande es la que está por debajo del agua y ahí les digo que, esa es la mejor representación de los casos de intoxicaciones alimentarias, porque muy pocas se ven y mucho menos, llegan a ser diagnosticadas por un médico.

CÓMO EVITAR INTOXICACIONES ALIMENTARIAS

La verdad es que, con toda seguridad, todos hemos sufrido una intoxicación, como poco, a lo largo de nuestra vida, lo que ocurre es que las hemos confundido siempre con cortes de digestión, “¡uys! parece que algo no me ha sentado bien”, “frío en la barriga”, “empacho veraniego” y un largo etcétera de formas de decir, que eso que te está haciendo abrazarte al WC, es una intoxicación alimentaria en toda regla.

Evitarlas es “fácil” y pasa por cumplir una serie de normas muy sencillas. ¿Aun no las sabes? “Enga” va, que te las vuelvo a refrescar para que no sufras prisas por ir al baño, en el momento menos oportuno, por una de las múltiples intoxicaciones alimentarias existentes.

1. LÁVATE LAS MANOS

Sí, ya sé que las llevas lavadas, higienizadas, limpias, repulidas y en carne viva, de tanto gel hidroalcohólico, pero nunca está mal recordarlo.

Las manos son la principal herramienta del manipulador de alimentos, y al igual que usas cuchillos, tus manos tienen que estar limpias, antes y durante la manipulación para evitar trasladar los microorganismos que pudieses llevar en ellas, a los alimentos.

2. SUPERFICIES DE TRABAJO LIMPIAS

Las superficies de trabajo de nuestra cocina, van a estar en contacto directo con los alimentos que vamos a preparar, así que si no quieres pillar nada chungo, tenemos que asegurarnos que todas estén correctamente limpias y desinfectadas.

3. EVITA LAS CONTAMINACIONES CRUZADAS Y LOS ERRORES DE MANIPULACIÓN

No compartas tablas de corte sin lavar para preparar diferentes platos; no almacenes platos preparados durante mucho tiempo; evita el contacto entre los alimentos crudos y los cocinados; asegúrate de que las bayetas y trapos de cocina están limpios y desinfectados o mejor aún, sustitúyelos por papel de cocina…

Normas que todos sabemos, pero que en verano, como se nos funde el cerebro con estos calores, muchas veces no recordamos cumplir.

4. LAVA BIEN FRUTAS Y VERDURAS

Todos aquellos alimentos que vayas a consumir crudos, como frutas y verduras, debes higienizarlos adecuadamente, ya que al venir del campo, pueden llevar restos de tierra, insectos, heces de animales, abono…

intolerancias alimentarias

Para ello, bastará con comprar preparados comerciales para la desinfección de alimentos o lejías aptas para utilizar en el lavado de alimentos. Una vez limpios, bastará con aclarar y ya podrás darle a las ensaladas y macedonias sin riesgo alguno.

5. COCINAR LOS ALIMENTOS QUE SEA NECESARIO

Los alimentos vienen contaminados con microorganismos desde su origen eso es así y la esterilidad cero, no existe, así que lo más seguro para reducir su número hasta niveles seguros, es cocinarlos.

intoxicaciones alimentarias

Para ello, debes conseguir que el centro térmico del alimento esté, como mínimo, 2 minutos a 65-70ºC, temperatura a la que la mayoría de las bacterias patógenas, mueren (lo de los 2 minutos, es orientativo y dependerá del grosor y forma del alimento ¡ojo!).

6. NO DEJES ALIMENTOS PREPARADOS O SOBRAS A TEMPERATURA AMBIENTE

Si terminas de cocinar un alimento y no lo vas a consumir inmediatamente, déjalo enfriar y en el momento que puedas introducirlo en el frigorífico, lo meterás para evitar que las pocas bacterias que hayan podido sobrevivir, o las que hay en el ambiente, “colonicen” ese alimento y se multipliquen a discreción. 

También es importante que recalientes esos platos antes de consumirlos. Para ello, cumple la misma norma que te indicaba antes: 65-70ºC como mínimo 2 minutos.

7. PRECAUCIONES CON EL PESCADO Y MARISCO

Los pescados que vayan a consumirse crudos o semi crudos, los deberás congelar, al menos, 48h a -20ºC para eliminar el riesgo de contaminación por anisakis.

intoxicaciones en verano

En cuanto a los mariscos, moluscos, bivalvos… todos ellos deberán de venir de zonas limpias y estarán depurados ya que con el incremento de las temperaturas, el número de intoxicaciones debidas al consumo de estos productos es mayor, debido a que las depuradoras de los pueblos costeros no dan a basto con tanto turista, se incrementa la cantidad de algas y algunas de ellas producen toxinas…

8. OJITO CON LAS MASCOTAS

Todos queremos a nuestras mascotas, ya tengan patas, alas o escamas, pero tenemos que recordar que ellas, debido a sus “costumbres” poco higiénicas, pueden contaminar nuestros alimentos si no los separamos de ellas convenientemente. 

intoxicaciones alimentarias en verano

Algo importante a tener en cuenta, es el caso de los reptiles. Si por ejemplo, tienes una tortuga, recuerda lavarte muy bien las manos después de tocarla y sobre todo si vas a manipular alimentos, debido a que muchas de ellas, son portadoras de Salmonella…

9. AGUA POTABLE PARA TODO

El agua, ya sea para beber, cocinar, lavar los alimentos, nuestras manos o superficies, deberá ser potable para evitar sorpresas desagradables.

10. PRECAUCIÓN CON LO QUE CONSUMES FUERA DE CASA

Aunque ahora mismo en muchas comunidades, lo de salir de tapeo o terraceo es casi misión imposible, si lo haces, debes hacerlo en lugares que te transmitan confianza.

Es importante que te fijes, sobre todo, en la higiene del local, de los trabajadores y en el aspecto de los productos expuestos o de los que salen de cocina.

intoxicaciones alimentarias

Si ves algo que no te transmita confianza… ¡corre insensato! 

Espero que este decálogo te sirva para repasar las normas higiénicas básicas y disfrutar de un verano libre de “incidentes” intestinales…

Aun con todo, ¿hay alguna medida extra que tomas habitualmente o más concretamente en verano para evitar este tipo de “percances”?

24 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.