¿Tu primera clase de yoga? Pautas para triunfar

tu primera clase de yoga

Tu primera clase de yoga será una bonita experiencia si eliminas todas aquellas falsas expectativas que se alejan de la realidad y que podrían causarte frustración

Aunque cada maestrillo tiene su librillo, una clase de yoga tiene una estructura más o menos definida y los profesores pasamos gran parte de nuestro tiempo trabajando en la planificación de las clases que ofrecemos a nuestros alumnos

Esta planificación está afectada por el nivel de práctica y experiencia del profesor de yoga y por los alumnos que asisten a cada práctica y en general, sigue las siguientes fases:

OBJETIVO DE TU PRIMERA CLASE DE YOGA

El objetivo de la clase de yoga es muy variado y no hay unas pautas preestablecidas:

  • podemos hacer una práctica pensada para preparar el cuerpo para entrar en una asana algo más compleja
  • o quizás, centrada en trabajar la flexibilidad y tonificación de una zona del cuerpo
  • o pensada para poner conciencia en el dristi (mirada), en la respiración, en el equilibrio, en el enraizamiento de pies o manos, etc

ENFOQUE QUE DEBES TENER EN CUENTA

El enfoque nos determina el estilo de la clase y la manera de conseguir el objetivo de la práctica:

  • puede ser una clase centrada en explicar muy bien cada asana porque el grupo hace poco que practica o quiere sentar bien las bases de la práctica
  • además, ser una clase con un ritmo suave porque tenemos un colectivo con necesidades especiales
  • o ser una clase más aeróbica

Marco de trabajo: espacio donde se va a realizar la práctica, duración de la clase, número de alumnos o asistentes, nivel de la clase (principiante, avanzado), ritmo de la clase (relajada, dinámica, intensa, …)

ESTRUCTURA DE TU PRIMERA CLASE DE YOGA

  • INICIO: ayuda a que los alumnos entren en la práctica de una manera adecuada, centrándolos en el momento presente y preparándolos para iniciar el trabajo interior que lleva asociado cada práctica de yoga
  • INTENCIÓN: el yoga es una práctica que conecta cuerpo, mente y respiración. Esta conexión es la diferencia principal con un esfuerzo físico sin más. En este sentido fijar una intención para la práctica es fundamental y le da consciencia a la práctica. Además, no tiene una estructura preestablecida: puede ser física, emocional (fortalecer, estirar, crear una base sólida para construir cada asana, mantener controlados los pensamientos, soltar emociones, abrir el corazón, etc)
  • CALENTAMIENTO: En esta fase preparamos en cuerpo para la práctica y aunque es general, también podemos centramos en aquellas partes del cuerpo que trabajaremos más durante la práctica
  • SECUENCIA: está formada por las asanas que haremos durante la práctica. Compuesta de movimientos, respiración, posturas, vinyasas, entrelazados entre sí para llevar a los alumnos a conseguir el objetivo establecido para la práctica con el foco preestablecido.Normalmente se empiezan con asanas más simples, de pie, de equilibrio y se continúa con asanas de flexión posterior, anterior, torsiones, inversión y relajación
  • CIERRE: es una parte muy importante en toda clase de yoga. Lleva a los alumnos hacia la normalidad. Suele empezar en la asana de relajación final (svasana) y continúa con una meditación o pranayama y canto final

Por último, hay muchos detalles que influyen en la práctica de yoga y le darán un toque adicional para que los alumnos la disfruten al máximo: música, incienso, indicaciones o adaptaciones y el uso de props si fuera necesario

¿Nos vemos en la esterilla?

Dinos cuánto te ha gustado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.