El yoga en pareja: un acto de amor hacia los demás

Yoga para dos

Dicen que “Love is in the air”, si, si, el amor está en todos los lados. Este mes de febrero nos lo recuerda el calendario y el yoga se une a esta muestra de amor con una de las prácticas que más nos gustan, el yoga en pareja.

Compartir yoga es compartir amor, amor hacia los demás que se puede manifestar de muchas maneras:

  1. El profesor de yoga que guía una clase lo hace con la bandera del amor hacia los demás para conseguir que cada uno de los alumnos salga de la práctica mucho mejor de lo que entraron: con un cuerpo tonificado, con la mente tranquila y con ese bienestar general que el yoga proporciona y que te llama a volver una y otra vez
  2. El alumno avanzado que queda con otros compañeros para ayudarles a mejorar su práctica, lo hace como un acto de amor para que sus compañeros lleguen a disfrutar de la práctica tanto como lo hace él
  3. Los compañeros de yoga que quedan para compartir una clase juntos comparten el amor por una práctica que les llena y que generan un calor humano y una energía que sólo el que lo vive llega a entender
  4. Los yoguis que practican yoga de forma coordinada, cuerpo a cuerpo, es amor expresado en cada postura
el yoga en pareja

EL YOGA EN PAREJA

El yoga en pareja aúna el contacto físico con el silencio, la observación, la concentración, la colaboración, la comprensión, la paciencia, la coordinación, la confianza, la complicidad y crea un vínculo único y especial que en algunos casos, evoluciona en el tiempo y forma parte importante de la parte de nuestra vida que gira alrededor del yoga.

Existen más de 2.000 posturas de yoga y muchas de ella pueden practicarse en pareja. Si te inicias en esta práctica o si quieres probarla, te recomiendo que empieces con estas posturas básicas y que a medida que vayas evolucionando en la práctica, pruebes otras posturas más complejas:

POSTURA FÁCIL O SUKHASANA

Muchas prácticas de yoga empiezan con una pequeña meditación. El practicante se sienta en la esterilla con las piernas cruzadas, en la postura de Sukhasana.

Si practicas el yoga en pareja, puedes conectar tu espalda con la de tu compañero/a y sumar a la práctica individual la sincronización de ambas respiraciones, inhalación y exhalación.

el yoga en pareja

TORSIÓN FÁCIL O PARIVITTA SUKAHASANA

Continuando en la posición anterior, girad ambos hacia el mismo lado. Si giráis los dos hacia la derecha, pon la mano izquierda sobre la rodilla derecha y la mano derecha sobre la rodilla izquierda de tu pareja.

el yoga en pareja

FLEXIÓN HACIA DELANTE O PASCHIMOTTANASANA

Sentaros ambos frente a frente, en la esterilla, con las piernas estiradas. Los pies de tu compañero/a y los tuyos se tocan. Inhalad, elevad los brazos y al exhalar inclinaros hacia delante, cogeros de los brazos, si podeis por los codos. Cuando no podais bajar más, permaneced y haced unas respiraciones.

yoga entre dos

POSTURA DEL BARCO O NAVASANA

Empezad igual que en la postura anterior, os sentais ambos, frente a frente, en la esterilla, con las piernas estiradas. Los pies de tu compañero/a y los tuyos se tocan.

yoga entre dos

Estirad los brazos hacia delante y coge las muñecas de tu compañero/a. Pie con pie, levantad la pierna derecha presionando tu pie derecho con el pie izquierdo de tu compañera/o y formando un ángulo de 90 grados.

Hacer lo mismo con la pierna izquierda. Mirad a un punto fijo, buscando equilibrio y comodidad para poder permanecer en la postura unas respiraciones.

Si os animáis a practicar en pareja, contadnos vuestra experiencia. ¡Feliz San Valentín! ❤️

Valora nuestra reseña, por favor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.