Flor de Sakura: Conociendo su leyenda

Estamos a punto de entrar en Primavera, y aunque los cerezos ya están en flor desde hace semanas (esperemos que no venga una helada y los perdamos) he querido mostraros la leyenda de la flor de Sakura (cerezo en japonés) que me explicó hace ya varios años mi amigo Hirofumi Tanaka durante una de nuestras charlas sobre nuestras culturas.

La flor del cerezo es delicada y con el viento enseguida se cae. Así, se puede disfrutar de su belleza y al caer en su plenitud, no da tiempo a verla marchitar. Esto guarda relación con parte del código samurai en Japón. Es más, el emblema de los guerreros samurai era la flor del cerezo. La aspiración de un samurai era morir en su momento de máximo esplendor, en la batalla, y no envejecer y “marchitarse”, como tampoco se marchita la flor del cerezo en el árbol.

SAKURA

Existen dos variedades del sakura, una en blanca y otra en un tono rosa pálido. Hay una leyenda japonesa que dice que antes, las flores del cerezo eran sólo de color blanco.

Durante la Era Mejí, en Japón, era muy común que se fuera a buscar la las casas a los mejores samuráis que había sin importar lo viejos que fueran. Durante años se mantuvo una guerra que se cobró numerosas vidas. En esta época florecían los árboles de flor de cerezo o flor de ciruelo.

Entonces, no era de extrañar que las mujeres casadas con samuráis se quedaran solas, por lo que estableció una ley en la que se le prohibía a la mujer casada de un samurai en batalla, verse con otro hombre que no fuera de su familia. La ley establecía que cualquier mujer sería libre de casarse o juntarse con amigos si ésta probaba que su esposo había muerto en combate.

Curiosamente en registros nunca se encontró ninguna mujer ejecutada por esta ley, y sin embargo se encontraron tantas muertas como samuráis de distintas zonas.

Foto del blog La Tienda Bodhisattva

Ninguna de estas mujeres fue asesinada, ellas mismas lo hacían con el nombre de su esposo muerto en batalla si este era un samurai. Esto siempre lo hacían frente a un árbol de flor de cerezo que con la sangre que absorbía se fue tornando rosada.

Siempre que salía un samurai de su casa, se sembraba un árbol de Cerezo en su honor…

FESTIVAL DE HANAMI

En Japón se realiza el festival de Hanami (花見) en su honor puesto que es su flor más significativa (pero no la oficial). Hanami, literalmente significa “mirar las flores” (Hana/flor y Mi /mirar).

En tiempo de Hanami los japoneses suelen reunirse en los parques con cerezos bajo la sombra de los mismos y, como si de un picnic se tratase, comparten alimentos hechos en casa mientras celebran la aparición de las flores. Durante el año, los árboles de cerezo permanecen únicamente forrados de verdes hojas, y está desnudas en el invierno, pero hacia el inicio de la primavera florecen, decorando los parques con su apariencia de nubes rosadas.

Lo cierto es que es un manera de socializarse, suelen ir con la familia o con los compañeros de trabajo bebiendo sake o cerveza hasta que el cuerpo aguante (o salgan todas las flores). Para los japoneses el Hanami es algo muy especial y característico de los meses de Marzo y Abril, ya que la flor de Sakura (cerezo) es la más apreciada y su periodo de floración dura una semana.

El país se une al Hanami y los comerciantes sacan su imaginación para crear todo un ambiente en torno a este acontecimiento, desde sake hecho con flores de cerezo, pan, chocolate, incluso chicles.

Por último tambien es una tradición (sobre todo en ceremonias de compromiso o en reuniones importantes de negocios) tomar té de sakura (さくら茶), que como bien dice su nombre, la flor que se usa para hacer el té son las del cerezo que florecen con muchos pétalos y esto lo ponen en remojo con sal y otros ingredientes.

Foto extraída de Todo sobre Japón

Pero aquí, no hace falta que nos vayamos a Japón, nosotros, bueno en Cáceres, en el corazón de Extremadura, y en esta época del año, podemos disfrutar de más de un millón de cerezos en el río Jerte.

Un manto blanco, teñido por las flores de los cerezos que reciben a la primavera. Del 20 de Marzo al 4 de Abril son las Fiestas del Cerezo en flor, así que si quieres disfrutar de la buena comida y del paisaje, ya sabes … ¡¡El Valle del Jerte tiene que ser tu destino!!

Flor de Sakura: Conociendo su leyenda
2.6 (52.31%) 39 votes

2 Comentarios

  • Susana Ayala dice:

    Como bien dices, no hace falta irse a Japón para ver los cerezos en flor. Vivo en Pasarón de la Vera, que también esté dentro de la denominación de Picotas del Jerte y cada año es un acontecimiento digno de ver. Aquí las flores son blancas y los árboles no son tan altos, básicamente porque hay que coger las cerezas a mano y cuanto más altos sean, es más difícil llegar a ellas. Es un auténtico lujo pasear por un lugar donde hay cerezos en flor en un dia soleado. Además según la tradición japonesa, si te cae un pétalo es señal de buena suerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.