Alimentos fermentados ¿una moda actual?

moda de alimentos fermentados

Con frecuencia me encuentro gente que me cuenta que ha descubierto los alimentos fermentados, que han cambiado su vida, que han visto la luz y me quieren convencer, de lo buenos que son.

Me cuentan aquella historia de los alimentos funcionales y probióticos para rematarlo y darle un final feliz.

Parece que hemos descubierto América a estas alturas… ya nos vale…

¿POR QUÉ SON BUENOS PARA NUESTRO ORGANISMO?

Vayamos por partes, y montemos el tetris…

Los alimentos fermentados han acompañado al ser humano desde tiempos inmemoriales…

Pensémoslo bien. El pan es un alimento fermentado, al igual que el vino o la cerveza… ¿Cómo crees que se elaboran?

alimentos fermentados

Todos ellos pasan por procesos de fermentación gracias a la acción de microorganismos fermentadores, como es el caso de levaduras o bacterias, pero a diferencia de otros alimentos fermentados, estos “bichicos”, mueren en el proceso.

ALIMENTOS FERMENTADOS

Las levaduras del pan, la “espichan” al cocerlo y en el caso de la cerveza y el vino, el grado alcohólico y la consumición de los azúcares por parte de estos mismos microorganismos, hace que mueran.

alimentos fermentados

Entonces ¿de dónde viene la moda de decir que los alimentos fermentados son beneficiosos para el organismo?

A diferencia de los fermentados en los que los microorganismos desaparecen en el proceso de producción, existen muchos otros en los que consiguen sobrevivir y están en una cantidad considerable en los alimentos finales.

Éste sería el caso del yogur, kéfir, kombucha, kimchi, miso, chucrut, surströmming, shrub, o el gravlax. Todos ellos parece que los acabamos de descubrir, cuando resulta, que son más antiguos que el hilo negro. 

alimentos fermentados

Nacieron de la necesidad de alargar la vida útil de los alimentos, en épocas en las que ni existían los frigoríficos, ni se les esperaba, y resultó que, pese a que actualmente existen multitud de sistemas de conservación de éstos, han pasado a ser una parte importante de determinadas culturas y qué narices, que nos hemos acostumbrado a sus sabores intensos, fuertes, característicos… y en algunas ocasiones, incluso desagradables para los paladares menos familiarizados con ellos.

alimentos fermentados

Estos alimentos fermentados, cuentan con el común denominador de portar importantes cargas de fermentos activos en su composición que, unidos a nuestra flora intestinal, ayudan a restablecerla y equilíbrala de lo cual, podemos obtener, entre otros beneficios, mejorar y reforzar nuestro sistema inmune, ayudan a digerir determinados ingredientes aumentando su nivel de asimilación por nuestro organismo.

Así que, sí… definitivamente son buenos… punto para todos aquellos que practican el cuñadismo y nos dan la turra con este tema.

¿Y tú? ¿Consumes fermentados? ¿Cuáles?

Más reseñas de Patricia Sola
Qué visitar en Zaragoza en un día
Si estás pensando en una escapada a la capital de Aragón y...
Ver Más
Join the Conversation

30 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Con el uso de este formulario aceptas el tratamiento y gestión de los datos personales según nuestra Política de Privacidad.

*** RESPONSABLE: Silvia Franconetti Ramírez.
*** FINALIDAD: Gestionar los comentarios en el blog.
*** LEGITIMACIÓN: Tu consentimiento (que estás de acuerdo)
*** Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de IONOS (proveedor de hosting de Amigastronomicas) dentro de la UE. Ver política de privacidad de IONOS.
*** DERECHOS: Por supuesto tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Yo si que los utilizo sobre todo para hacer masas. Si son buenos para el organismo o no, la verdad, es que no lo había pensado. Pero que los alimentos se potencian al utilizar muchos de ellos,si. El pan es el mejor ejemplo. Hecho con una buena masa madre, está riquísimo y dura más que un pan hecho sin ella.

    1. says: Patricia Sola

      Pues sí.
      Todos los que contienen «fermentos activos» y vivos, aportan infinidad de beneficios al cuerpo además de estar bien ricos.