Las cocas de Perafort de Forn Ribas

¿Has probado las cocas de Perafort? ¿No? Uff.. no sabes lo que te estás perdiendo!!

Desde que tengo uso de razón, recuerdo a mi madre comprar los sábados por la tarde, cuando volvíamos a casa de hacer los recados pertinentes, parar en la tienda Quadras (en plena Rambla Nova de Tarragona).

Comprar una coca de azúcar para merendar y desayunar era toda una tradición. Ese gusto a matalauva lo tengo memorizado y ha formado parte de mi vida durante muchísimos años, me atrevería a decir que alrededor de 35.

La cantidad de cocas que habrá hecho el Forn Ribas (a cargo de dos hermanos: Albert y Antón y sus respectivas esposas) justo en la esquina de la Plaza de la Iglesia ….. Un negocio familiar con más de 40 años de vida que ha hecho las delicias de la comarca.

En sus comienzos, la gente del pueblo que quería coca, llevaba todos los ingredientes, ellos hacían la masa y luego se la cocían en el horno, ahora si la quieres, te acercas y la compras.

DE CEBOLLA, ESPINACAS CON PIÑONES, CHOCOLATE, AZÚCAR …

Si quieres gran variedad, tienes que encargarlas o te encontrarás con la sorpresa de que no haya, es lo bueno, de que sean productos muy queridos y apreciados de la provincia. Seguro que tú, si vives en Tarragona, sabrás de qué hablo.

Cocas de Perafort

Las cocas son muy alargadas y de forma ovalada, las hay de azúcar (mi favorita), rellena de chocolate, crema con piñones y fruta escarchada (muy vendidas en San Juan), espinacas con pasas y piñones y la de recapte (pimiento rojo y cebolla escalibada), las de longaniza.

Se hacen con una base de harina, azúcar, huevos, aceite y matalauva (anís) y luego se hornea.

Recién hechas no duran en casa ni media hora, porque vas cogiendo un trozo, luego te sabe a poco y te lanzas a otro, y cuando nos damos cuenta, nos la hemos zampado.

Cocas de Perafort

Tanto si se trata de la dulce o de la salada, es una coca suave, como digo yo, con personalidad, diferente. Y suele durar una semana en bolsa bien cerrada, pero no creo que llegue a durar tanto  🙂

RECUERDOS DE LAS COCAS DE PERAFORT

Hace poco, tuve la oportunidad de entrar en el horno, me comentaron que no suelen dejar a todo el mundo, por lo que me consideré una privilegiada de poder hacerlo y ver cómo se van metiendo una tras otra, sin parar el ritmo de buena mañana.

La mayoría de los tarraconenses hemos crecido con esas cocas que seguro que a más de uno le traen recuerdos impagables.

FORN A. RIBAS
Dirección: Plaça de l’Esglesia, 13 – 43152 PERAFORT (Tarragona)
Días de apertura: de lunes a sábados
Horario: de 12 a 14 horas y de 17 a 19,30 horas
Tfno. reservas: 977 – 62 51 07

Etiquetas
,
Más reseñas de Silvia Franconetti
Kurai, comida japonesa en Barcelona
Si te gusta la cocina tradicional japonesa, no debes perderte Kurai, el...
Ver Más
Join the Conversation

8 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Con el uso de este formulario aceptas el tratamiento y gestión de los datos personales según nuestra Política de Privacidad.

*** RESPONSABLE: Silvia Franconetti Ramírez.
*** FINALIDAD: Gestionar los comentarios en el blog.
*** LEGITIMACIÓN: Tu consentimiento (que estás de acuerdo)
*** Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de IONOS (proveedor de hosting de Amigastronomicas) dentro de la UE. Ver política de privacidad de IONOS.
*** DERECHOS: Por supuesto tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. says: tessa

    Les millors, sens dubte. A Reus, des fa molts anys també tenim el privilegi de poder-les provar. Genials!!! Les de sucre, espectaculars i les de recapte, també boníssimes.. Uns veritables artistes!!

    1. Hola Mario,

      Bienvenido a mi blog y muchas gracias por dejar un comentario.

      La coca de Perafort es la que nos daban cuando éramos pequeños en casa para merendar. No es una coca muy esponjosa, pero es tierna y muy jugosa y el sabor es inconfundible. A muchos de nosotros, con un par de onzas de chocolate, ya éramos felices.

      Tuve la suerte de poder entrar en el horno y comprobar cómo las hacían. Me trasladó a mi infancia como si fuera Anton Ego con el plato Ratatouille.

      La próxima vez que vengas a Tarragona, puedes ir directamente al horno de Perafort o comprarlas en plena Rambla Nova esquina calle San Francisco, en la tradicional y mítica Casa Cuadras.

      Saludos,
      Silvia