La avena, más que un desayuno – Rodrigo de la Calle

La avena, más que un desayuno – Rodrigo de la Calle
¿No te ha gustado?

Ayer arrancó la XV Edición de Madrid Fusión en el Palacio Municipal de Congresos (Campo de las Naciones) en la que el chef con estrella Michelin, Rodrigo de la Calle llevó a cabo una conferencia titulada “La avena, más que un desayuno”. Durante la misma, el chef le otorga un puesto fundamental a nivel nutricional dentro de la alta cocina y descubre algunos de los beneficios más ocultos de un ingrediente lleno de posibilidades más allá del desayuno.

A nivel nutricional esta planta es mucho más y aporta al organismo múltiples beneficios que Rodrigo De la Calle enumeró a los asistentes durante su conferencia en Madrid Fusión:

  • Ayuda a reducir el colesterol: Cada porción de avena (40 gramos) contiene un 47% de los 3 gramos de beta-glucanos que se recomiendan al día y que ayudan al mantenimiento de los niveles normales de colesterol en sangre.
  • Reduce el riesgo de enfermedad cardíaca: Diversos estudios apuntan a que los beta-glucanos que contiene la avena, además de una dieta equilibrada, pueden ayudar a reducir el colesterol y, consecuentemente el riesgo de enfermedades del corazón.
  • Por su alto contenido en fibra nos puede ayudar a prevenir de alteraciones como el estreñimiento, diabetes o sobrepeso. La fibra que contiene puede ayudar a mantener un sistema digestivo saludable.

El consumo de avena, por su contenido natural en vitaminas y minerales como la tiamina, la vitamina B6, el folato, el hierro, el magnesio y el zinc aporta algunos beneficios relacionados con estos nutrientes como el correcto funcionamiento de los sistemas nervioso, cognitivo, inmunológico y reproductor, la función psicológica, así como a la función correcta de los músculos y huesos, entre otros.

El invernadero de Rodrigo de la Calle

AVENA EN EL DESAYUNO

El desayuno debería ser completo, es decir, aportar los nutrientes necesarios para empezar el día y ella es una gran candidata para ser clave en un desayuno saludable. Se debería ingerir entre el 20 y el 25% de la energía del día. Es decir, para un adulto con unas necesidades diarias de 2.000 kcal, esto supondría unas 400-500 calorías, aunque dependerá mucho del tipo de persona y de su actividad diaria.

EN LA COCINA

Después de la teoría, Rodrigo de la Calle llevó a cabo una demostración magistral de cómo se puede incluir este trigo en elaboraciones culinarias más allá del desayuno con platos como: Hojas de Otoño (elaboradas con avena garrapiñada); Pastel de avena con emulsión de soja fermentada (versión del famoso pastel de nabo chino texturizado con avena); Croquetas de avena (sin gluten, totalmente vegetales, con emulsión de chile chipotle); Ensalada de yogur con avena suflada, y coliflor con curry y verduras del desierto; Versión de las gachas, harina de avena ajo negro, y verduras de invierno y para terminar, Sopa de chocolate especiado, peras asadas y avena suflada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *