Roscón de Reyes con fruta confitada

 Se acerca el día de Reyes y teniendo a los niños en casa, puede ser divertido que te ayuden a preparar un delicioso Roscón de Reyes y hacerles aún más protagonistas de estos días antes de empezar el colegio.

Déjales las partes de mayor facilidad como pesar los ingredientes y amasar con las manos limpias. Aunque la receta lleva un poco de alcohol, puedes sustituirlo por agua de azahar que encontrarás en cualquier superficie, así como la levadura fresca.

La receta que te traigo es fácil y no requiere mucho trabajo pero sí de un par de días de preparación: el primero para amasar los ingredientes y dejar reposar y el segundo, para finalizar la receta:

INGREDIENTES

  • 10 g. de sal
  • 500 g. de harina de fuerza
  • 200 g. de leche
  • 1 huevo
  • 120 g. mantequilla
  • 20 g. de levadura fresca (la puedes encontrar en cualquier superficie)
  • Ralladura de 1 limón
  • Ralladura de 1 naranja
  • 20 g. de ron
  • Fruta confitada para decorar si quieres

PREPARACIÓN

Antes de empezar con los ingredientes, disuelve la levadura en un poco de leche.

Precalienta el horno.

En un bol grande de plástico o cristal que puedas manejar con soltura, agrega la harina, sal, azúcar, ralladuras de cítricos, la leche, el ron y el huevo. Amasa durante 15 minutos hasta conseguir que esté totalmente elástica.

Incorpora la mantequilla en pomada y sigue amasando. Haz una bola y envuévela en film de plástico bien hermética. Coloca en la nevera durante 12 horas.

Pasado este tiempo, extiende la masa, enrolla y deja fermentar durante 1 hora y media.  Para dar forma al roscón,  introduce los dedos en el centro y agranda el agujero hasta que tenga el tamaño que quieras. Puedes colocar desde un vaso, aceitando la base o un aro metálico (molde) para que no se cierre la masa.

En la bandeja del horno a la que le habrás puesto una hoja de papel sulfurizado, coloca la masa y pincela con huevo batido y un poco de sal.

Incorpora la fruta confitada y cuece en el horno a una temperatura de 200º C  precalentado hasta que esté dorado.

Retira del horno y deja enfriar.

Si lo quieres relleno, abre por la mitad con un cuchillo de sierra y coloca la nata, crema, trufa o mazapán.

EN EL ROSCÓN: EL REY, EL HABA Y EL MENSAJE

Si quieres personalizar tu Roscón de Reyes para que sea el auténtico, acuérdate de colocar dentro el haba, la figurita del rey.

El mensaje que colocarás en el hueco del roscón acompañado de una corona dice así:

“He aquí el roscón de Reyes
tradición de un gran banquete
en el cual hay dos sorpresas
para los que tengan suerte.

En él hay, muy bien ocultas,
un haba y una figura
en que lo baya a cortar
hágalo sin travesura.

Quien en la boca se encuentre
una cosa un tanto dura,
a lo peor es el haba
o a lo mejor la difura.

Si es el haba lo encontrado
éste postre pagarás
más si ello es la figura,
coronado y Rey serás”.

Roscón de Reyes con fruta confitada
¿No te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.