Maridajes navideños: consejos para sorprender a tus invitados

Maridajes navideños

Elegir el vino perfecto para acompañar una comida es una tarea complicada, pero también muy gratificante. Los maridajes navideños pueden ser el éxito de la velada ya que pueden realzar los sabores y los aromas de los platos.

Hay muchos factores que influyen en el maridaje, como el tipo de plato, la salsa, el condimento, la textura, la intensidad, la temperatura, etc. Por eso, no hay una regla fija, sino que depende del gusto personal de cada uno

Si quieres acertar con el maridaje de tus platos navideños, aquí tienes algunos consejos básicos que quizás te ayuden a decidir cuando estés en la tienda y dudes con que vino regarás tus deliciosos platos.

Empezamos con los aperitivo o entrantes

Mariscos, de sabores intensos y delicados, con un toque de acidez. Un vino blanco joven, como un verdejo o un albariño, resaltará sus sabores y aromas sin abrumarlos. La acidez del vino equilibrará la grasa del marisco y la frescura de la fruta resaltará sus sabores marinos.

El foie gras, un producto graso con una textura única, rico y complejo. Un vino dulce, como un Pedro Ximénez, o un vendimia tardía resaltará sus sabores y aromas sin sobrepasarlos. La acidez del vino equilibrará la grasa del foie gras y la fruta madura resaltará sus sabores a nuez y avellana.

Salazones, encurtidos y carnes o pescados ahumados, pues un vino de Jerez, el sabor intenso del vino combina bien con el sabor fuerte de los alimentos y somos afortunados de tener un vino tan particular y con tan buen precio que debería estar en todas las mesas estas fiestas.

¿Canapés o aperitivos variados? Un rosado o blanco con buena acidez también nos funcionan para limpiar el paladar y hacer una buena transición entre el cambio de sabores y texturas de esos bocados más pequeños.

Si no lo tenemos decidido o combinamos varios: un espumoso, un cava nos puede ayudar en estos casos. El carbónico de un espumoso ayuda a limpiar el paladar y a resaltar el sabor de los productos más grasos. Además, el dulzor cuando bebemos un brut, puede equilibrar el amargor del jamón, de unas alcachofas o de unos espárragos.

PRIMEROS PLATOS

Cocido madrileño, escudella y carn d’olla, canelones, caldo gallego, callos: estos platos son bastante contundentes y complejos, con sabores potentes y suaves pero además variados. Si el plato es rico en grasas, se puede optar por un vino con más cuerpo y estructura. Si el plato es más liviano, se puede optar por un vino más fresco y ligero

maridajes navideños

Opción 1:  un vino tinto reserva, como un Rioja o un Ribera del Duero, le proporcionará al plato los taninos necesarios para equilibrar su grasa y la fruta madura resaltará sus sabores a verduras y carnes. 

Opción 2: Un vino joven de garnacha o mencía que con su frescura y acidez equilibran la riqueza de sabores de estos platos de cuchara.

SEGUNDOS PLATOS

Pollo, capón, carnes blancas al horno, sabores suaves y equilibrados.

Ideales con un vino blanco seco: como un Chardonnay o un Godello, le aportará frescura y complejidad sin abrumarlo. La acidez del vino equilibrará la grasa del pollo y la fruta resaltará sus sabores a hierbas y especias.

maridajes navideños

Pescado al horno, plato ligero y saludable. Al igual que con las carnes blancas no queremos que el vino sobresalga en la combinación de sabores pero aquí tenemos que considerar que salsa ponemos igual que si rellenamos las carnes con algo más… si ganamos en intensidad podemos seguir con un blanco, pero esta vez, con algo de trabajo de lías o con barrica.

Carne asada, cochinillo, cordero, roastbeef, carnes sabrosas y “que se mastican con vinos que se mastican” Vinos tintos con cuerpo, como un tempranillo o un cabernet sauvignon. La estructura del vino ayuda a equilibrar la riqueza de la carne y se unen en armonía en lugar de dominar el uno al otro.

maridajes navideños

POSTRES NAVIDEÑOS

El turrón, el polvorón o el roscón de Reyes, suelen ser dulces y especiados. Un vino dulce, como  un Pedro Ximénez o un moscatel, para los más golosos o un oporto tawny (algo envejecido) con notas a frutos secos, especies y madera  funciona de maravillas con las almendras y la miel del turrón.

MARIDAJES NAVIDEÑOS: RESUMEN

  • En general, los vinos blancos maridan bien con platos ligeros y delicados, como pescados, mariscos y aves
  • Los vinos tintos maridan bien con platos contundentes y sabrosos, como carnes, guisos y platos de cuchara
  • Los vinos dulces maridan bien con postres, platos especiados y productos muy grasos (queso y foie)

Por supuesto, los maridajes navideños perfectos dependerán de los gustos personales de cada uno y de lo foodies y winelovers que sean nuestros invitados. Lo importante es experimentar y encontrar los maridajes que más te gusten.

Más reseñas de Sara Fernandez
El vino vegano: una elección consciente
Te hablamos sobre el vino vegano y de por qué tienes que...
Ver Más
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Con el uso de este formulario aceptas el tratamiento y gestión de los datos personales según nuestra Política de Privacidad.

*** RESPONSABLE: Silvia Franconetti Ramírez.
*** FINALIDAD: Gestionar los comentarios en el blog.
*** LEGITIMACIÓN: Tu consentimiento (que estás de acuerdo)
*** Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de IONOS (proveedor de hosting de Amigastronomicas) dentro de la UE. Ver política de privacidad de IONOS.
*** DERECHOS: Por supuesto tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.