Tarta Tatin

Silvia FranconettiLa manzana me encanta, resulta tan versátil que si me preguntaras ahora mismo por un plato que la incluyera, no te sabría decir con cual me quedaría, pero si tuviera que elegir sin duda, te diría que la deliciosa Tarta Tatin, una variante de la de manzana en la que la fruta son caramelizadas en mantequilla y azúcar antes de incorporar la masa.  Su peculiaridad es que se trata de una tarta al revés (invertida), es decir, para su elaboración las manzanas se ponen debajo y la masa encima.

tarta-tatin-manzana-copyright-amigastronomicas

Historia

Los orígenes de esta receta alcanza los más de 200 años de edad, pero todo empieza en la zona de La Sologne, en la localidad de Lamotte-Beuvron (Valle del Loira), cuando Napoleón III compró el castillo de St. Maurice en 1851. Este hecho se vería recompensado con un número mayor de visitantes de las clases sociales más acomodadas, convirtiéndose en el lugar de moda de los parisinos que venían a participar de los eventos de cacería.

Ante este suceso, Jean Tatin tuvo una buena visión comercial y acondicionó su establecimiento,  Hotel Tatin et Terminus para los nuevos clientes que esperaba tener. Años más tarde, con su fallecimiento en 1888 dejó su legado a sus dos hijas Stephanie (1838-1917) y Caroline (1847-1911).

Stephanie se ocupaba de la cocina (fue Cordon Bleu) y Caroline era la que recibía y acomodaba a los clientes. Un tándem perfecto para llevar al hotel que se convertiría en una referencia gastronómica de la zona, pues sus platos de caza y sus dulces tendrían fieles seguidores.

tarta-tatin-01-copyright-amigastronomicas

Un día en el que había mucho trabajo en el restaurante del Hotel Tatin, Stephanie empezó a cocinar unas tartas y puso a cocer manzanas en mantequilla y azúcar. Al parecer debido a un despiste, se olvidó totalmente de ellas. Cuando empezó a oler a quemado y tratando de salvar el postre, puso las manzanas caramelizadas en una tartera, colocó encima de ellas el hojaldre y metió las tartas en el horno para que se hiciera la base. El resultado fue una tarta invertida que causó ser un exitazo entre sus clientes, entre los que se encontraba el restaurador y copropietario de Maxim´s, Louis Vaudable, quien se la incorporaría en su carta y el que la llevaría a su estrellato en todo el mundo.

Sobre las tartas invertidas

Se crearon antes de que los hornos fueran indispensables en la cocina y el pastel se cocía en una cazuela sobre el fuego, con su tapa, por eso, la capa de masa se cocía arriba de las frutas y no debajo, para que quedara crujiente mientras el azúcar se caramelizaba en el fondo. A la tapa se le ponían unas ascuas encima para cocer la parte alta del postre.

Es probable que en la cocina del Hotel Tatin no hubiese horno en la cocina, al menos en los años de la niñez/juventud de las hijas de Jean Tatin y estuvieran familiarizadas con los preparados invertidos de la zona, de ahí a que no se considere posiblemente un despiste sino una forma de cocinar ese tipo de tarta.

Fiesta de la Tarta Tatin

El segundo fin de semana de Septiembre, o sea, éste,  se celebra en el pueblo francés de Lamotte-Beuvron una fiesta gastronómica en torno a esta famosa tarta que hace delirios no solo para los grandes sino también para los más pequeños.

Información ampliada de: Wikipedia e Historia de la Gastronomía

12 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.