Cócteles: Bloody Mary

El Bloody Mary es refrescante, nutritivo y reconstituyente e ideal si quieres quitarte la resaca tras una noche loca.

Sobre él te puedo contar que, debido a su color rojo le han asignado el mismo apodo que recibió la reina Maria I, hija de Enrique VIII, María la Sanguinaría (Bloody Mary), que en su intento de restaurar el catolicismo en Inglaterra llevó a la hoguera a más de 300 miembros del alto clero protestante, en sus tres años de reinado.

El cóctel va acompañado de un tronco de apio que también tiene su historia, y es que en los años 60, en el Hotel Ambassador, un cliente recibió el cóctel sin el removedor de plástico (stick) y al no tener nada más a mano que una bandeja de ensalada, cogió el apio para removerlo. Supongo que el sabor con los ingredientes le pareció de lo más original y sabroso, y a partir de ahí, todos los barmans lo utilizan para completar este cóctel.

BLOODY MARY

Utensilios que necesitarás:

  • 1 Coctelera
  • 1 vaso de boca ancha y alargado (para servir)
  • 2 platillos pequeños que tengan el mismo ancho que el vaso a utilizar

Ingredientes:

  • 3 partes de Vodka (cuenta 5 segundos)
  • 6 partes de zumo de tomate (ya sabes)
  • 1 toque de Salsa Lea & Perrins (salsa inglesa)
  • Unas gotas de tabasco (al gusto)
  • Un chorrito de limón o de lima
  • 1 tronco de apio
  • Sal
  • 6-7 cubitos de hielo

Debido a la cantidad y singularidad de los ingredientes, puedes prepararlo en una coctelera.

Primero prepara el vaso dónde vayas a verter el cóctel. Se recomienda uno de boca ancha y alargado, aunque, al final pondrás en el que te parezca. Coge un plato pequeño y pon un poco de sal y en el otro plato un poco de zumo de limón. Moja el borde del vaso con el zumo de limón y después pón el borde en la sal. Reserva.

Introduce los ingredientes en el siguiente orden: Varios hielos (para que se vaya enfriando poco a poco toda la mezcla) y seguidamente añade el vodka, el chorrito de lima o limón, sal, pimienta, el zumo de tomate, tabasco y la salsa inglesa.

Agita con energía durante 20-30 segundos, viértelo en el vaso ya preparado y decora con un tronco de apio.

Es importante que los cócteles estén en su justa medida de alcohol, son para degustar no para emborracharse.

SUGERENCIAS:

  • Si quieres un cóctel más elegante, puedes sustituir el Vodka por Ginebra (p.e.: Gin Hendricks) y decora con pepino. Su paso en boca es muy agradable y el aporte de la verdura hacen que se complementen muy bien.
  • Puedes completar tu cóctel con unos cubitos de hielo hechos con la mezcla. Pero para ello necesitarás, hacerlos previamente.

Agradecimiento por su colaboración en la receta: Joan Tejero 

Cócteles: Bloody Mary
¿No te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.